Inicio Subdirectivas Acuerdo sobre incremento del salario mínimo

Acuerdo sobre incremento del salario mínimo

296
0

{image}http://eldia.co/images/stories/logos/enstrabajodecente.jpg{/image}—Reacciones del sindicalismo—

5,8% de incremento en el salario mínimo para el 2012, y 6.6% de aumento en el subsidio de transporte, son cifras que hoy tienen de plácemes al movimiento sindical colombiano, que desde hacía 6 años no concertaba un acuerdo de esta naturaleza con el Gobierno y los empresarios.

Eso significa que a partir de enero las y los trabajadores tendrán un mínimo salarial de $566.700,  más $67.800 por concepto de auxilio de transporte, para un total devengado de $634.500.  Estos incrementos se lograron en una mesa de concertación en la cual estuvieron, por parte del movimiento sindical: la CUT, la CGT, la CTC y la Confederación de Pensionados de Colombia. Por los gremios económicos estuvieron representantes de la ANDI, Fenalco, ACOPI, la SAC y Asobancaria; y por el Gobierno Nacional los ministerios del Trabajo, Hacienda, Comercio Industria y Turismo, Agricultura y Desarrollo Rural, y el Departamento Nacional de Planeación.

11´410.000 de colombianos (57.5% de los ocupados) ganan un salario mínimo o menos. La mayoría de ellos (78%) en las zonas rurales. El 66% de las personas que se ocupan del servicio doméstico gana un salario mínimo o menos.

Sobre el significado y alcances de este importante acontecimiento, a continuación presentamos la opinión de los directivos de las centrales sindicales, y de la Escuela Nacional Sindical:

Tarsicio Mora G. (Presidente de la CUT)

“Lo primero que hay que decir es que en este proceso la CUT demostró su vocación por el diálogo, por llegar a acuerdos con base en los beneficios que necesitan los trabajadores. Así como en los años anteriores nos retiramos de la mesa porque teníamos grandes diferencias frente al incremento del salario mínimo, en esta oportunidad se revirtió la situación. Es muy significativo que con una inflación proyectada del 3.6%, hayamos logrado el 5.8% de aumento salarial; más los acuerdos anexos que comprometen a los empleadores y al gobierno en temas como la lucha contra la informalidad y la intermediación laboral; la gratuidad de la educación hasta el grado noveno, la negociación colectiva para el sector estatal, para lo cual ya hay dos reuniones pactadas: una el 13 de enero y la otra el 16. Es una agenda que nos va a permitir ir avanzando con firmeza y prudencia, recogiendo toda la problemática de los trabajadores… Un valor agregado fue el acercamiento con el resto del movimiento sindical, para evitar cualquier fisura que generara algún problema.  Como fue destacable que jugó la Confederación de Pensionados”.

“El acuerdo trasciende el tema salarial, va más allá. El conjunto de todo lo que hemos negociado tiene una gran incidencia política, abre unos caminos que antes no se habían podido tocar, como el caso de la informalidad, el tema de la intermediación laboral, la regulación de los bienes y servicios que presta el Estado, la importancia de tener una agenda de la mesa de concertación para el próximo año, fortalecer la inspección del Ministerio del Trabajo”.

Por su parte Francisco Maltés, quien hizo parte de la mesa de concertación por parte de la CUT, señaló que el acuerdo se logra por la confluencia del interés del movimiento sindical de llegar a un incremento salarial digno, y la voluntad política de los empresarios y el gobierno, en especial del Ministro de Trabajo en su papel de regulador de las relaciones laborales. “El incremento expresa la participación que tiene el trabajo en la productividad y la generación de riqueza, la inflación causada en el transcurso del año, y la inflación esperada el año entrante”, agregó.

Julio Roberto Gómez E. (Presidente de la CGT)

“Es una concertación altamente positiva, un acuerdo digno. Triunfó el diálogo social, triunfó la sensatez, y el hecho muy significativo que fue la posición unificada del movimiento sindical y la confederación de pensionados. No deja plenamente satisfecho al movimiento sindical, pero sí una enorme complacencia por rescatar el tema del diálogo social y el tripartismo. Además de lo del incremento salarial, con el sector empresarial se ha hecho otros acuerdos, en asuntos como la lucha contra la intermediación laboral, le generación y formalización del empleo, el tema de los pensionados, el desarrollo del país, una declaración conjunta en favor de la paz, instando a la solución pacífica del conflicto y exigiéndole a los grupos ilegales que devuelvan todos los secuestrados; y el compromiso de una reunión mensual de la Comisión Permanente de Concertación. Además el señor ministro del trabajo y Ministerio mismo salen muy fortalecidos con este acuerdo”.

“Hay otro elemento importante, y es que el 18 de enero se instala la mesa del sector público, para abordar el incremento salarial para un millón de trabajadores del Estado, y lo que tiene que ver con el derecho de negociación colectiva en el sector público. También se ha convenido la discusión de una ley para que a los pensionados se les incrementen sus mesadas,  no con base en el IPC, sino en la misma proporción en que se incrementa el salario mínimo legal”.

Miguel Morantes (Presidente de la CTC)

“Es muy acuerdo muy positivo. La CTC queda muy satisfecha. Hicimos una gran labor, en primer lugar de acercamiento entre nosotros, las centrales sindicales. Vale destacar que con la CUT y la CGT hicimos un trabajo muy importante de buscar la unidad de criterios para presentar una propuesta unificada, y luego un acercamiento con los empleadores  y el gobierno. Lo otro es que aparte del incremento salarial, hubo acuerdos en el tema pensional, la negociación del incremento salarial para los trabajadores del Estado, el desmonte de la tercerización laboral, la inspección del trabajo y otros aspectos muy reclamados por la clase obrera colombiana. Significa eso que en la Comisión de Concertación vamos a desarrollar una agenda en un ambiente mucho más propicio para llega a acuerdos”.

José Luciano Sanín Vásquez (Director General de la ENS)

Del acuerdo logrado el día de hoy por las centrales sindicales, los empresarios y el gobierno, destacó cinco aspectos:

1- El resultado mismo, pues el incremento real del salario mínimo fue del 1.15%, toda vez que la inflación promedio para los trabajadores de ingresos bajos está en 4.65%, y el incremento fue del 5.8%. Es decir, se actualiza el salario y adicionalmente se gana 1.15% más. Se reconoce parte de la productividad del trabajo.

2- Se derrotó el argumento según el cual los incrementos reales de salarios generan inflación y destruyen empleos, argumento que en Colombia se ha esgrimido en las últimas décadas para no hacer incrementos reales. Lo que han mostrado algunos países de América Latina, como Brasil y Argentina, es que incrementos reales son medidas muy importantes para el crecimiento y la dinamización de la economía, en la medida en que mejoran la capacidad de compra de los hogares.

3- Es políticamente importante que después de 6 años se llegue a un acuerdo, porque propicia una ambiente para el diálogo, el cual produce buenos resultados para todas las partes. El hecho de que el gobierno, los empresarios y los trabajadores hayan llegado a este acuerdo y se sientan satisfechos, genera la idea de que el diálogo es útil, y por tanto genera confianza, se deja atrás tanto antagonismo y se logran efectos concretos, que benefician a los trabajadores, a las empresas y al gobierno.

4- Hay que destacar además otros temas que fueron acordados, el principal que gremios empresariales, organizaciones sindicales y gobierno, impulsaran una agenda laboral centrada en la formalización del empleo en Colombia. Es decir, se alinderan los actores del mundo d
el trabajo con el propósito de la formalización, en un país en el que las dos terceras partes de las personas que trabajan no están formalizadas. Se abre espacio para que el año entrante las políticas laborales sean realmente efectivas en ese tema.

5. Este acuerdo inaugura de muy buena manera el nuevo Ministerio del Trabajo, y refleja el excelente papel que cumplió el Ministro Rafael Pardo, propiciando acercamientos entre empresarios y trabajadores, y dando una nueva dinámica y agenda a la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here