Inicio Subdirectivas Asamblea de Nueva Jersey ratifica ley que permite inscribir a estudiantes sin...

Asamblea de Nueva Jersey ratifica ley que permite inscribir a estudiantes sin importar estatus migratorio

225
0

{image}https://cut.org.co/pdf/dpto_internacionales/03_130712.jpg{/image}La Asamblea Estatal de Nueva Jersey aprobó una legislación para reafirmar la obligatoriedad que tiene el sistema escolar público del estado de inscribir estudiantes en todas las escuelas públicas, sin importar su situación migratoria en el país.

La medida fue promovida por los asambleístas del grupo demócrata-hispano, Rubén J. Ramos Jr., Annette Quijano, Marlene Caride y Gabriela Mosquera, fue aprobada este lunes por 64 votos a favor, 13 en contra y ahora pasará a debate al Senado.

“Es importante que les recordemos a los distritos escolares que la situación inmigratoria de los niños, no afecta su elegibilidad para concurrir a las escuelas públicas. En Nueva Jersey, estamos absolutamente comprometidos en educar a cada uno y todos los niños que residen en el estado”, dijo la asambleísta Quijano en un comunicado facilitado a HuffPost Voces.

Quijano que representa al condado de Union destacó que este proyecto de ley es recordatorio a todos los responsables de ese mandato, a que se cumpla con esa meta.

El proyecto de ley, A-718, se basa en una regulación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, del año 1982, que sostiene que los menores indocumentados que viven en los Estados Unidos no pueden y no deben ser excluidos de escuelas públicas elementales y secundarias, en base a su situación inmigratoria.

El requerir información sobre el estatus migratorio a los niños previo a su inscripción en las escuelas, es parte de la ley Arizona SB-1070 y otras leyes anti inmigrantes que la han emulado en otros estados como Alabama y Carolina del Sur.

Los departamentos de Justicia y Educación de Estados Unidos han insistido que la educación es un derecho universal para los menores de edad y una obligación federal avalada por la Ley de Derechos Civiles de 1964, que de manera expresa prohíbe la discriminación por raza, color u origen nacional en las escuelas públicas primarias y secundarias.

Organizaciones pro inmigrantes como el Fondo México-Americano para la Defensa de la Educación (MALDEF) y el Instituto de Los Mexicanos en el Exterior se han movilizado a nivel nacional para velar por la aplicación de la ley federal que declara irrelevante el estatus migratorio de los menores y por tanto, les garantiza la educación.

El Centro Legal para la Educación (ELC), una entidad privada creada en 1973 que defiende la igualdad de oportunidades y justicia en la educación sostuvo en un comunicado que algunos distritos escolares de Nueva Jersey, “en su legítimo esfuerzo para asegurar que los residentes de otros distritos no se matriculen en sus escuelas, han impuesto requisitos de documentación demasiado estrictos o incluso ilegales, lo cual ha creado barreras a la admisión de los estudiantes”.

De acuerdo a un informe del capítulo de Nueva Jersey de la Unión de Libertades Civiles (ACLU-NJ), al menos 1 de cada 5 escuelas o el 20 por ciento de los distritos escolares públicos del estado están violando la ley al pedir información que revelaría el estatus migratorio del estudiante y de hecho de sus padres, como requisito previo para la inscripción.

La ACLU ha estado activa enviando cartas al Departamento de Educación como a los 187 distritos infractores en Nueva Jersey pidiéndoles que cumplir de forma más agresiva de las leyes que impiden que las escuelas de solicitar números de Seguro Social o el estatus de inmigración.

“Esos chicos tienen el derecho a una educación pública apropiada. Estamos hablando sobre niños que no tienen ningún control sobre su situación inmigratoria”, anotó a su turno el asambleísta Ramos.

Ramos consideró que el tema de la educación para los niños inmigrantes es una cuestión de sentido común. “Nosotros, no nos podemos oponer a que se inscriban en las escuelas y sean educados apropiadamente, para que se conviertan en miembros productivos de nuestra sociedad”, afirmó Ramos, representante del condado de Hudson.
Bajo los lineamientos del proyecto de ley, el Departamento de Educación debe enviar una comunicación semestral a todos los distritos escolares bajo su jurisdicción. La comunicación en mención deberá ser distribuida alrededor del 1ro de agosto y el 30 de diciembre, de cada año escolar y tendrá que incluir información sobre la documentación que puede ser requerida según regulaciones de la junta estatal, para demostrar la elegibilidad de un estudiante para ser inscrito en un distrito escolar.

“Los distritos escolares deben inscribir a todos los estudiantes residentes sin importar su situación inmigratoria, es lo mínimo que se debe hacer por los niños. Esto es lo justo para asegurar un futuro mejor para nuestro estado”, dijo la asambleísta Caride, representante de los condados de Bergen y Passaic.

De otra parte, el presidente Barack Obama el pasado 15 de junio firmó la Orden Ejecutiva mediante la cual suspendió las deportaciones de jóvenes estudiantes universitarios en edades comprendidas entre los 20 y 30 años quienes podrán estudiar y trabajar por dos años.

La medida es un “alivio migratorio y no amnistía”, dijo Obama que de esta forma, aunque parcialmente y de forma temporal favoreció a los millones de estudiantes indocumentados que han promovido el DREAM ACT.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here