Inicio Subdirectivas Auge de oportunidades, primer efecto del TLC con EE. UU.

Auge de oportunidades, primer efecto del TLC con EE. UU.

230
0

{image}http://eldia.co/images/stories/logos/logo_cut_dep_internacional.jpg{/image}Las empresas colombianas han comenzado a fortalecer su competitividad con el fin de abrirse paso en el mercado más importante del mundo.

Hacer negocios con Estados Unidos es ahora más fácil. Además de exportar o importar el Tratado de Libre Comercio (TLC) con ese país ofrece oportunidades que van desde alianzas, venta de empresas, inversión, consultorías, transporte, contratos de proveeduría, hasta la prestación de servicios.

Este es parte del menú de opciones que están a la vista y que muchos han comenzado a hacer realidad o a contemplar, para sacarle provecho al acuerdo comercial que está próximo a cumplir el primer mes de vigencia.

Inicialmente, todos los movimientos que se generan con el tratado giran alrededor del comercio exterior, es decir, de las exportaciones y las importaciones, que buscan atender la demanda de unos 370 millones de personas que suman los dos mercados.

Según Proexport, los negocios están a la vista.

El 99 por ciento de la oferta exportable colombiana puede ingresar al territorio norteamericano sin arancel, en tanto que el 60 por ciento de la estadounidense puede hacer lo mismo hacia Colombia.

El gerente del TLC y negociador del mismo, Hernando José Gómez, afirma que Colombia puede convertirse en plataforma exportadora hacia Estados Unidos, no solamente a través de las empresas colombianas, sino de inversionistas de países que no tienen tratado con esa nación, siempre y cuando produzcan en el territorio nacional, con lo cual pueden cumplir el requisito de origen.

Sin embargo, estudios recientes, elaborados por diferentes organizaciones e instituciones estatales aseguran que Colombia tiene un potencial inmediato con más de 600 productos que pueden llegar a territorio estadounidense, sin impuestos.

Entre los productos exportables figuran confecciones, calzado, joyería, metalmecánica, software, animación digital, plásticos, equipos y aparatos eléctricos, al igual que ser vicios y productos rurales.

Las empresas que no quieren o tienen limitaciones para exportar se pueden dedicar a abastecer la demanda interna, llenando los espacios que dejan las firmas exportadoras.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here