Inicio Subdirectivas Correa considera extraña naturaleza de cargos imputados a Assange

Correa considera extraña naturaleza de cargos imputados a Assange

282
0

{image}http://eldia.co/images/stories/210612/001.jpg{/image}Quito, 22 jun (PL) El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, afirmó que su gobierno analiza el pedido de asilo político hecho por el periodista australiano Julian Assange y consideró extraña la naturaleza de los cargos imputados a éste.

“Todo el mundo sabe que él es un luchador por la libertad de expresión sin límites”, aseveró Correa en alusión al fundador de Wikileaks, quien enfrenta un pedido de extradición a Suecia por presuntos delitos sexuales rechazados por él.

El mandatario señaló que Assange se encuentra bajo protección del Estado ecuatoriano en la misión diplomática de Londres, mientras se realizan conversaciones al más alto nivel para encontrar una solución a su requerimiento.

Dijo que Ecuador rechaza la pena de muerte, por lo que no podría arriesgar a una persona que ha solicitado asilo, más aún por delitos políticos, a que enfrente esa posibilidad.

“No podemos aceptar que haya una persecución política por las ideas expresadas por Assange, y si ha cometido una infracción legal en cuanto a los Wikileaks, que se presenten esos cargos”, enfatizó.

Argumentó que su país vive un estado de derecho, ama la paz y la justicia, y no aceptaría que no se haya cumplido el debido proceso por las ideas políticas de éste ciudadano australiano.

Correa manifestó que su gobierno se tomará el tiempo necesario y adoptará una decisión en el momento oportuno.

“No queremos ofender a nadie, menos a un país como el Reino Unido, pero no claudicaremos para tomar las decisiones soberanas”, apuntó.

Este jueves, Michael Ratner, abogado de Assange, afirmó en una entrevista con la televisión nacional que su defendido escogió a Ecuador para solicitar asilo político porque sabía que no puede ser manipulado por Estados Unidos.

Assange tenía dos opciones, o ser extraditado a Suecia o a territorio estadounidense, por lo cual debía encontrar un sitio que pudiera darle la protección y que no fuera manipulado por Estados Unidos, comentó.

El fundador de Wikileaks teme que una vez en Estocolmo, donde le acusan de delitos sexuales que él niega, sea extraditado a territorio estadounidense por delitos políticos y sea condenado a la pena capital.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here