Inicio Subdirectivas DECLARACIÓN DE COMPROMISO PARA PROFUNDIZAR LA CAMPAÑA “PROMOCIÓN Y DEFENSA DE LA...

DECLARACIÓN DE COMPROMISO PARA PROFUNDIZAR LA CAMPAÑA “PROMOCIÓN Y DEFENSA DE LA LIBERTAD SINDICAL Y LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA”

314
0
Los/as delegados/as de las organizaciones sindicales de Colombia, Venezuela, Ecuador, Bolivia y Perú, reunidos en Lima, Perú, los días 1 al 4 de setiembre del 2009, en el marco del seminario “Libertad Sindical y Negociación Colectiva con Enfoque de Género”, hacemos la siguiente Declaración:

 
1. La libertad sindical y la negociación colectiva son instrumentos fundamentales para el ejercicio efectivo de los derechos humanos en el trabajo, para el progreso democrático basado en la equidad, y son los pilares esenciales del diálogo social. Pero la realidad de los países andinos, es que se siguen violentando sistemáticamente los derechos sindicales, generando procesos donde las violaciones a la libertad sindical han llevado incluso a la pérdida de vidas de dirigentes/as, con situaciones que hasta hoy se mantienen en la más oprobiosa impunidad, con la inoperancia de los sistemas de justicia de nuestros países.

2. Esta situación se mantiene a pesar de que los Convenios 87 y 98 de la OIT están ratificados por los cinco países andinos, y de que eso obliga a todos los Estados constituyentes a respetar y aplicar estos Convenios con las garantías plenas que conllevan. Por el contrario, lejos de procurar el efectivo cumplimiento de la normativa laboral internacional y nacional, nuestros Estados, inspirados en la lógica neoliberal, han venido flexibilizando y modificando la cultura del trabajo, las formas de contratación y despido, y la forma de establecer acuerdos entre los actores del proceso productivo, que es funcional a la coyuntura de las exigencias de los Acuerdos de Libre Comercio, o los llamados Acuerdos de Asociación, y no se enfoca en el desarrollo sostenible centrado en el trabajo decente.

3. El deterioro de los derechos fundamentales en el trabajo, y en particular de la libertad sindical y la negociación colectiva, es confirmado en todos los países. El movimiento sindical americano y andino, ha acumulado una larga experiencia de lucha y defensa, denuncia y reivindicación de estos derechos fundamentales. A pesar de los avances sindicales, se requieren mayores esfuerzos de articulación, coordinación, unidad de acción y avanzar hacia la unidad orgánica para lograr revertir estos procesos.

Por tanto, considerando que:

  • La libertad sindical y la negociación colectiva, son los cimientos para legitimar el derecho a la organización sindical y a la protección que deben tener las trabajadoras y los trabajadores sin distinción contra todo acto de discriminación antisindical, y que estos derechos están siendo limitados, restringidos o negados en muchos casos en nuestra subregión, y que son frecuentes y notables las más flagrantes violaciones a dichos derechos sindicales, que son derechos humanos.
 
  • Los acuerdos de libre comercio que impulsan la globalización neoliberal, no consideran los problemas del desarrollo nacional, la pobreza e inequidad imperante, y que no incorporan mecanismos efectivos para garantizar la libertad sindical y los derechos fundamentales del trabajo, incluidos los graves problemas de trabajo infantil y de trabajo forzoso que subsisten en la mayoría de los países.
 
  • Los acuerdos de libre comercio buscan fortalecer dinámicas exportadoras, tratándose de sectores que o no tienen participación laboral de las mujeres, o, si la tienen, como es el caso de la agro exportación, las vincula en labores de baja calificación, productividad e ingresos, con serios impedimentos para que ejerzan sus derechos sindicales-laborales, y por tanto no contribuyen a la superación de la pobreza y discriminación que sufren las mujeres.
 
  • Es reconocido que las mujeres siguen ampliando su participación económica y su presencia en la fuerza laboral, pero como demuestra la realidad, ellas están expuestas a la precariedad, a la desprotección social (y de maternidad) y la inequidad salarial respecto a los hombres. Las mujeres y los jóvenes siguen siendo la población más vulnerable y afectada por las ineficientes políticas de desarrollo y mercado de trabajo, por la falta de cohesión y protección social, y por el incumplimiento de los derechos fundamentales, incluido el reducido y muchas veces nulo acceso de la población a la seguridad social y la salud.
 
  • Aunque la brecha de participación ha disminuido, el diferencial de ingresos continúa y no hay acceso a recursos productivos estratégicos, la protección social es baja y hay una gran concentración en la economía informal. No hay correspondencia, entre el acceso de las mujeres al mercado laboral y su participación en las organizaciones sindicales. La discriminación por falta de igualdad de oportunidades en muchos ámbitos, sectores y sociedades productivas es una constante que es necesario revertir y erradicar.
 
  • Por otro lado, es importante destacar que a pesar que hoy en día las mujeres comparten con los hombres el tiempo de trabajo remunerado, no se ha generado un cambio similar en la redistribución de las tareas domésticas. Tampoco se ha producido un aumento significativo en la provisión de servicios públicos en apoyo a estas tareas, ni tampoco se ha logrado reorganizar la vida social. La sobrecarga de responsabilidades familiares, está a la base de las discriminaciones y desventajas que ellas experimentan en el mercado de trabajo.

 

  • A pesar de la necesidad y valor del diálogo social, como soporte de la gobernabilidad y la auténtica democracia, para lograr acuerdos económicos y laborales, los actuales espacios al efecto no están teniendo efectividad ni legitimidad. En muchos casos, los escasos acuerdos logrados, no se llegan a cumplir; no se ha podido lograr que en ningún país andino se haya implementado el Programa de Trabajo Decente, ni hay un verdadero compromiso con el tripartismo por parte de la mayoría de los gobiernos y de las organizaciones de empleadores.
 
  • Entre las acciones que debemos emprender, continuar y reforzar, es prioritario profundizar la CAMPAÑA DE PROMOCIÓN Y DEFENSA DE LA LIBERTAD SINDICAL Y LA NEGOCIACION COLECTIVA”, porque es una necesidad esencial, por la cantidad y gravedad de las denuncias presentadas en comparación a las otras subregiones del continente y del mundo.
 

Las y los participantes en este seminario, expresamos:

1. Nuestro rechazo a las prácticas de desregulación laboral vigentes y crecientes en todos los países, que llevan al aumento de denuncias por discriminación antisindical, despido improcedente de trabajadores y sus dirigentes, y de otras violaciones relativas a la seguridad y la integridad de los/as sindicalistas, que reflejan claramente la política antisindical existente en la subregión. El escenario de la crisis mundial es esgrimido como un factor para justificar nuevas políticas públicas de recortes presupuestales a los servicios e inversiones sociales, impactando el empleo, y agravando las ya difíciles condiciones de trabajo y vida de las mayorías trabajadoras, favoreciendo la migración y la exclusión social.

2. La exigencia a los gobiernos de su responsabilidad de tutelar los derechos laborales con enfoque de género, en particular la libertad sindical y la negociación colectiva y fortalecer a las instituciones responsables de ese tutelaje, y de la administración e inspección del trabajo.

3. El desarrollo de la democracia de nuestros países está directamente relacionado con el fortalecimiento del movimiento sindical como un actor clave para dicha finalidad. Para hacer viable la libertad sindical y la negociación colectiva, instamos a todas las partes a trabajar para llegar a un acuerdo mínimo entre trabajadores, gobiernos y empresarios que lo hagan posible a nivel nacional y subregional, insistiendo en la necesidad de propiciar y fomentar el diálogo social efectivo.

4. Como parte de las acciones de la Campaña, buscar mecanismos para sensibilizar a los empresarios y gobiernos, y a la sociedad en su conjunto, sobre la importancia de la libertad sindical y la negociación colectiva como herramientas para el progreso con justicia social. Si no se respeta el derecho a la formación y existencia de sindicatos no es posible el diálogo social ni la democracia.

5. Requerimos más información actualizada y desagregada sobre la negociación colectiva y la afiliación sindical, que oriente las acciones del movimiento. Solicitamos a la OIT y principalmente a ACTRAV, continuar y profundizar el acompañamiento técnico al movimiento sindical para la definición de acciones en el marco de esta campaña y por la defensa de los derechos de los trabajadores y las trabajadoras en general. Y de forma particular, para mejorar nuestra capacidad de presentar las quejas ante la OIT y dar el seguimiento respetivo.

6. Exigimos a todas las partes del tripartismo, asumir los compromisos adoptados en la Agenda Hemisférica 2006-2012 y acordar de forma tripartita en todos nuestros países los Programas de Trabajo Decente, que son el marco integrador de políticas de empleo, protección social y pleno cumplimiento de las libertades sindicales. Para ello también es imprescindible el apoyo de la OIT.

7. Es imprescindible también la conciliación de la vida laboral, familiar y sindical, para que las mujeres puedan empoderarse, ejercer liderazgos estratégicos y ser sujetas de plena igualdad, equidad y derechos, lo que debería llevar a hombres y mujeres a poder escoger distintas combinaciones de vida familiar y laboral remunerada, y lo que implica una redistribución de las responsabilidades entre los hogares, el mercado y el Estado.

8. Finalmente, enfatizamos la relevancia que tiene para estos procesos, una mayor articulación del trabajo sindical nacional y subregional, con el propósito de tener un planteamiento sólido frente a los temas que violentan los derechos de los trabajadores y las trabajadoras, como la libertad sindical y la negociación colectiva, sobre la base de generar condiciones para el desarrollo sindical que promueva la construcción de la unidad en los escenarios nacionales.

Dado en la ciudad de Lima, a los 4 días del mes de setiembre del 2009.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here