Entre los días 26 y 27 de octubre en la ciudad de Bogotá nos reunimos los delegados de 16 organizaciones sindicales del sector de la agroindustria de la palma de aceite para deliberar y tomar decisiones frente a las perspectivas del sector y las posibilidades del sindicalismo en el nuevo gobierno. Estos hombres y mujeres deliberamos sobre los principales atropellos que nos aquejan en cada una de las empresas, como: la liquidación ficticia de empresas, la persecución sindical y laboral, la obstrucción a las prácticas sindicales, las violaciones a los salarios, problemáticas de seguridad y salud en el trabajo, nuestros enfermos a raíz de nuestra labor, por ende, la necesidad de aumentar el nivel de riesgo por parte de las ARL, la tercerización laboral ilegal, los tipos de contratación que solo generan incertidumbre y no garantizan la solución de nuestras necesidades básicas, entre otras. Además, esta asamblea también nos ha servido para comprender, a partir de investigaciones y relatos históricos, como nuestros sindicatos han sido víctimas de la violencia, desplazamientos y del despojo, pero además de las tareas pertinentes para que los más de 70 mil trabajadoras y trabajadores del sector palmero, tengamos empleos dignos bajo las premisas establecidas en el concepto de trabajo decente a lo largo y ancho de nuestro país.

Esta asamblea histórica de los trabajadores y trabajadoras de la palma nos ha permitido crecer cualitativamente y hacernos más conscientes, sobre la unidad, ya que somos un ejemplo para el sindicalismo colombiano en términos de que son estos caminos los que nos permiten pensar de forma estratégica como trabajadores y actores de la democracia.

Nos permitimos hacer un llamado a todas nuestras bases, a los trabajadores y trabajadoras del sector de la agroindustria de la palma para que se apropien de nuestro pliego marco, que entiendan que desde la negociación por rama de la economía, se pueden alcanzar otra serie de conquistas que van en beneficio de todos nosotros, y por eso exigimos la discusión de nuestra problemáticas que se resumen en: Nuestros problemas de SG-SST; los principios éticos, políticos y jurídicos del comportamiento empresarial en cabeza de FEDEPALMA y sus asociados; la transición energética; abolición de los pactos colectivos; salarios justos en concordancia con el buen momento del sector; garantías sindicales para desarrollar de buena forma el diálogo social con los representantes del sector y nuestros trabajadores; tablas de tareas justas, en el que se reconozca de forma digna cada uno de nuestros oficios; y un procedimiento mínimo para el actuar disciplinario de la empresas bajo la lógica del debido proceso, son nuestras primeras banderas en las que esperamos que FEDEPALMA las recepcione y con el ojo vigilante de las entidades del estado como el ministerio de trabajo, nos llamen a instalar la mesa de negociación a este nivel negocial, despues de que culmine el proceso democratico de aprobacion del Pliego con todos nuestros Sindicatos.

En un hecho inigualable, las empresas del sector de la agroindustria de la palma pasan por su mejor momento, el sector agrícola ha crecido en un 2,8% y solo la producción de palma de aceite africana alcanzó un millón quinientas cincuenta y nueve toneladas en el año 2020. Pero el año 2021, de acuerdo a la última encuesta realizada a los dueños de las plantaciones el 88% de estos, estuvieron de acuerdo en que la producción en el año 2021 fue mejor que la del año 2020.

Uno de los grandes logros del sector también fue la incorporación del ácido naftalenacético (ANA) que ha desembocado en mejor rendimiento del fruto, además que la temporada de lluvias ha permitido mejor rendimiento en este sector. Por lo que estamos en el mejor momento para impulsar la negociación de nuestro pliego marco sectorial de la rama de la palma de aceite africana.

Como trabajadores del sector de la palma aglutinados en la COORDINACIÓN SINDICAL PALMERA queremos decirle a nuestros empleadores que estamos cansados de que muestren certificaciones a nivel internacional, como la RSPO, que en cofradía con las empresas de la cadena de valor de la palma, han entregado a diestra y siniestra certificaciones sin ni siquiera cumplir con los estándares mínimos, por eso, nos atrevímos a diseñar un anti ranking con más de treinta variables de medición, y con más de veinticinco empresas donde nos encontramos, donde denominamos a nuestro parecer, las peores prácticas de las empresas del sector, denunciando ante la opinión pública, y en su orden, las peores compañías para trabajar en nuestro país: En primer lugar INDUPALMA como la más nefasta, en segundo lugar GRADESA, en tercer lugar EXTRACTORA SAN FERNANDO SA, en cuarto lugar PALMAGRO y cierre con el penoso quinto lugar PALMA Y TRABAJO SAS. Advertimos que seguiremos realizando este ranking de forma anual, hasta que en Colombia las empresas respeten los derechos laborales.

Al gobierno nacional en cabeza de Gustavo Petro y su ministra de trabajo Gloria Inés Ramírez les reconocemos su intención de buscar los caminos que permitan desatar y concretar a partir del decreto propuesto por nuestra central, la negociación por rama, esta medida permitirá la obligatoriedad de negociar por parte de FEDEPALMA, pero como COORDINADORA SINDICAL PALMERA no nos quedaremos quietos hasta que se negocie nuestro pliego marco sectorial, por otro lado, le exigimos al gobierno nacional desatar mejores estrategias para la inspección laboral, y en ese sentido esperamos que los compromisos públicos adquiridos por el ministerio en esta materia y en nuestra asamblea, sean cumplidos a cabalidad por todos los entes territoriales de esta cartera del gobierno. De igual forma, solicitamos dar celeridad y trámite a las querellas administrativas y fortalecer la inspección laboral.

Al congreso de la república, le exigimos ser esa voz vigilante al ministerio de trabajo, por eso las audiencias públicas para esta industria de monocultivos será vital para que la inspección se cumpla. Por otro lado, entendemos que nuestro sector hace parte de los acuerdos de libre comercio con Estados Unidos y la Unión Europea, por lo que en ese proceso de renegociación anunciado por el presidente Gustavo Petro, esperamos que los congresistas pongan un matiz importante en los derechos laborales y colectivos, bajo las lógicas de los parámetros internacionales y nuestra legislación. También, para la discusión y aprobación del PND esperamos que seamos tenidos en cuenta como sector, y no solo desde la perspectiva de reparación como víctimas del conflicto armado, sino como uno de los clúster más importantes de nuestra economía agrícola.

A la rama judicial, le exigimos celeridad y fallar en derecho, hemos sido testigos de la poca preparación de los jueces laborales en los temas colectivos, por los que los trabajadores y trabajadoras no sólo somos víctimas de nuestros empleadores, sino que también somos re victimizados por parte del sistema de justicia, el cual no asume su obligación de hacer cumplir las normas y dilatan los derechos los trabajadores y trabajadoras, en muchas ocasiones cuando ya no se puede hacer nada por estos.

Y a la sociedad civil de los territorios palmeros, a que nos acompañen de forma
directa con nuestra lucha por el pliego marco sectorial de la palma, la concreción de estos puntos traerá paz total, democracia, derechos laborales y desarrollo económico. y nuestros compañeros de nuestros sindicatos, que es con la movilización y la lucha que avanzaremos.

Artículo anteriorSe conforma la red de apoyo a la lucha de los trabajadores de la Palma en Colombia
Artículo siguienteCharla jurídica | 1 de noviembre de 2022 | Acuerdos de Formalización Laboral – Nuevos lineamientos del Ministerio del trabajo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí