Inicio Subdirectivas Discurso del secretario general de la FSM George Mavrikos en el vi...

Discurso del secretario general de la FSM George Mavrikos en el vi consejo presidencial celebrado en Johannesburgo, sudáfrica el 9 de febrero de 2012

178
0

{image}{/image}Estimados compañeros y compañeras,

Nos hemos reunido diez meses después del histórico congreso de nuestra organización, que supuso el fortalecimiento de la FSM. Diez meses después del 16º Congreso Sindical Mundial, donde la FSM demostró que está viva y fuerte, que representa al movimiento sindical internacional clasista y que es capaz de organizar Congresos abiertos y democráticos . Diez meses después de las decisiones que tomamos – “El Pacto de Atenas” no es sólo una cuestión de interés actual, sino que también demuestra que es correcto el análisis que hicimos de la situación política y económica actual y nuestra disposición para organizar la lucha de una mejor manera.

Nos encontramos en Sudáfrica, un país con una rica historia de luchas y expresamos nuestro respeto y nuestro agradecimiento a este país y su gente. Expresamos nuestro agradecimiento a los dirigentes de NUMSA, NEHAWU, CEPPWAWU y POPCRU y por su hospitalidad, su recibimiento y por organizar esta reunión con la participación de dirigentes sindicales de alto nivel de 28 países de los cinco continentes.

Agradecemos a todos aquellos que nos han ayudado a estar aquí hoy. Hoy en día, hay tres factores fundamentales en la realidad y la vida de los trabajadores. En primer lugar – una profundización de la crisis capitalista, junto con un esfuerzo de la burguesía por
perder el mínimo posible a causa de la crisis, cargando un gran peso de la misma sobre la clase obrera y las capas populares.

La crisis comenzó en los EE.UU., alcanzó a toda Europa y se está expandiendo en todo el mundo. La crisis agudizó las rivalidades inter-capitalistas, entre el euro y el dólar, entre Alemania y Francia y entre sus aliados. La crisis se utiliza y los sueldos, las pensiones y los derechos sociales se reducen, mientras que las privatizaciones se han generalizado. La situación también es difícil en la mayoría de los países africanos para la gente común. El colonialismo terminó, pero continúa el capitalismo. Los colonialistas se marcharon pero regresaron al poco tiempo a través de corporaciones transnacionales, los cárteles, los monopolios, a través de los gobiernos neoconservadores y socialdemócratas. África es muy rica en recursos pero tiene trabajadores muy pobres. Esto se confirma con los datos de la ONU sobre esperanza de vida media publicados en diciembre de 2010:

– 47 años en Angola
– 49 años el Chad
– 47 años en Lesotho
– 49 años en Mozambique
– 49 años en Ruanda
– 49 años en Nigeria

En total, 16 países africanos tienen un promedio de esperanza de vida de menos de 50 años. En todo el mundo el gran problema para la clase obrera, para los jóvenes y las mujeres trabajadoras es el DESEMPLEO. Los capitalistas, en condiciones de profunda crisis económica, están tratando de dividir un puesto de trabajo entre 2-3 empleados a tiempo parcial.

El desempleo, sin embargo, no se puede tratar con tales políticas anti-obreras, o seguirá creciendo de forma continua. Sobre la base de los últimos datos publicados por la OIT, ya hay mil millones de trabajadores pobres desempleados en el mundo.

– 900 millones de trabajadores viven con “ingresos” inferiores a 2 euros por día.
– En España hay 5,3 millones de trabajadores desempleados, 3 millones en Francia, un millón en Grecia. El número total real de los trabajadores desempleados en la Unión Europea supera los 24 millones, la mayoría de ellos mujeres y jóvenes trabajadores.

Así que la tarea inmediata de los sindicatos es apoyar a los trabajadores desempleados para su
supervivencia, para asegurarse de que tienen comida, electricidad, medicinas, agua potable, que cuentan con el apoyo económico y social del gobierno y las instituciones públicas.

Al mismo tiempo, tenemos que desenmascarar las causas del desempleo. Para hacer que la clase obrera comprenda que no se puede dar una solución definitiva dentro del capitalismo. Para que comprenda que la lucha contra el desempleo es un frente principal básico para la FSM.

Una segunda característica básica del periodo en que vivimos es la tensión de las rivalidades intra- imperialistas y su expresión a través de la dura agresividad de la OTAN, la UE y sus aliados.

En este período se da una fuerte agresión imperialista, especialmente contra los pueblos que se resisten a los planes de los EE.UU., la OTAN y sus aliados. En Siria, la agresión imperialista extranjera continúa. Los países árabes que tienen reyes y regímenes reaccionarios son utilizados para promover los planes de los imperialistas. En Libia, los conflictos continúan,
mientras que en el Golfo Pérsico, los imperialistas, la Unión Europea han impuesto un embargo a Irán con la excusa de su programa nuclear. Los EE.UU. y la Unión Europea calumnian a Cuba socialista con el pretexto de la muerte de un delincuente encarcelado; Israel continúa sus ataques en la Franja de Gaza contra el pueblo palestino. El Gobierno de Turquía amenaza a Chipre y a utiliza los “Hermanos Musulmanes”. De hecho, los gobiernos de Turquía son los aliados más firmes de los EE.UU. e Israel en la región.

La posición de la FSM es firme. Los pueblos son los únicos responsable de decidir libre y democráticamente sobre su presente y futuro. La FSM está en contra de los planes de los imperialistas y en contra de las guerras imperialistas y organiza campañas de internacionalismo y solidaridad con los pueblos que sufren a causa de los imperialistas.
Los afiliados y amigos de la FSM en Nigeria y en África tienen que estar en preparados para la lucha porque los EE.UU., las transnacionales y el capital internacional tienen planes para el desmembramiento de la rica Nigeria en dos o más Estados.

La tercera característica es la lucha de la clase obrera y las capas populares que se vuelve más intensa y da más esperanzas y perspectiva a los pueblos y los trabajadores. Este contraataque y su lucha se intensifican cada día. El ejemplo de la gran huelga en Nigeria con numerosos muertos, la lucha de muchos meses del SME en México, los muchos días de huelga de los heroicos trabajadores del acero en Grecia, la huelga de los trabajadores de Kazajistán, los trabajadores de las plantaciones bananeras en Panamá, la lucha de los trabajadores en el Canal de Panamá, en Portugal, en la India, en Tailandia, en Italia, en Polonia, en Bulgaria, en Bélgica, en el sector del metal y las empresas transnacionales en Sudáfrica, en el sector de la
alimentación en Colombia, en el sector de la minería en el Perú, en el sector público en Inglaterra, los jóvenes de Chile, las protestas de Wall Street… todos estos ejemplos demuestran que grandes sectores de trabajadores en todos los continentes resisten a las políticas antiobreras aplicadas por los gobiernos tanto neoliberales como social demócratas. Hoy en día, en condiciones de profunda crisis del capitalismo, en condiciones de decadencia del sistema capitalista, las luchas de los trabajadores, de los campesinos pobres, de los jóvenes son la esperanza optimista y la única manera de generalizar el contraataque de los trabajadores contra el sistema de explotación capitalista.

Hoy en día, bajo estas circunstancias, la expresión de la solidaridad internacionalista es más necesaria que nunca. Por un lado, la lucha de cada organización sindical en su país siendo clasista, confrontando a la patronal con formas agudas de lucha y manteniéndose a la par de otras capas populares son una gran contribución al deber internacionalista. Por otro lado, la expresión de solidaridad con la lucha de nuestros compañeros en otros países debería reforzarse. Esta solidaridad debería ser un tema discutido en las fábricas, en los lugares de trabajo donde los trabajadores serán informados, alentados y donde comprenderán que no están solos en la lucha, que la unid
ad de la clase obrera a nivel internacional puede traer resultados positivos. Dentro de las transnacionales y los sectores estratégicos, en todas partes.

Nuestros esfuerzos deben estar a una escala tal que anulen los diversos argumentos utilizados por los gobiernos y los medios de comunicación para calumniar a las luchas de la clase obrera.

Otro aspecto fundamental del internacionalismo y la solidaridad obrara es el intercambio de experiencias, el uso y la transmisión de esta experiencia para que las luchas sean más activas, que estén mejor organizadas y obtengan mejores resultados para la clase obrera.

Es nuestro deber el reforzar continuamente el carácter internacionalista de la FSM.

Qué tipo de sindicatos queremos Nosotros, como la actual dirección de la FSM afirmamos que, en las condiciones en que vivimos, la clase obrera internacional y el pueblo necesitan una organización sindical internacional que tenga básicamente las siguientes características principales, que son la que queremos y que intentamos que la FSM tenga:

1. Orientación de clase y pensamiento revolucionario, que hará hincapié en que estamos hablando de una organización de trabajadores que lucha tenazmente contra el capital y contra el imperialismo. De sindicatos independientes de gobiernos y capitalistas.
2. Relaciones democráticas y abiertas con la gente sencilla, reformas en todos los niveles, apoyo a los líderes que provienen de la base de la sociedad, que sean honestos, que respeten la crítica y la autocrítica y también la disciplina, líderes que combatan la burocracia y la corrupción.
3. El tipo de unidad que unirá a todos los trabajadores, independientemente de su sexo, color o religión; unirá a los trabajadores, los campesinos pobres y los jóvenes con el fin de incluirlos a todos en la lucha contra el capital y los monopolios; los unirá en la lucha y les enseñará a no dar un paso atrás o claudicar.
4. Su carácter internacional, la solidaridad obrera, la cooperación y el apoyo (tanto moral como económico) para la clase obrera de cada país, para cada sector que lucha por su libertad, por sus derechos sindicales y democráticos, por su vida y sus derechos.
5. El uso de todo tipo de lucha de clases, desde los más simples hasta los más complejos, lanzando ideas y metas que reivindiquen la satisfacción de las necesidades actuales de todos los trabajadores, y que al mismo tiempo lleven a una lucha de clases para terminar con la explotación del hombre por el hombre.
6. El uso de los organismos internacionales para poner en práctica las ideas de los trabajadores, la coordinación de las acciones de los distintos movimientos que luchan por los mismos objetivos.
7. Educación para la clase obrera, sobre todo para que los trabajadores amen la historia de su nación, las tradiciones, la cultura y la historia del movimiento obrero internacional; proporcionando una educación que haga más inteligentes a los trabajadores como clase, que crean en la los valores de la lucha de clases, y que conozcan la lucha de clases.

La FSM ha dado pasos positivos, sin embargo las finanzas son el sector con más dificultades. El principal apoyo económico que la FSM recibe proviene sólo de siete afiliados y amigos de la FSM. Sin la ayuda de nuestros amigos la situación sería aún peor.

Queremos hacer una distinción y también agradecer a las organizaciones que cada año nos envían su contribución pequeña pero constante. Nuestras organizaciones de El Salvador, de Colombia, Guyana, Sri Lanka y Bangladesh envían pequeñas cantidades de 300 o 500 euros y muestran que apoyan nuestros esfuerzos conjuntos. Nos envían cartas diciendo que estamos unidos en nuestra lucha. Se trata de cantidades pequeñas con un simbolismo muy grande.

Sin embargo el problema se mantiene y es un gran problema. Las necesidades son grandes. Remarcamos que la FSM no recibe dinero de gobiernos ni de patronos.

Estimados compañeros y compañeras:

Para el año 2012, proponemos Día Internacional de Acción: Sugerimos que el Día Internacional de Acción de la FSM en 2012 sea el miércoles 3 de octubre de 2012. El éxito de las iniciativas anteriores y las condiciones en que vivimos nos sitúan frente a una tarea adicional para el éxito de la jornada – la organización de iniciativas por parte de todos nuestros afiliados y amigos en sus países en el marco del Día de Acción.

Recomendamos que el Día Internacional de Acción promueva las necesidades y las reivindicaciones de los trabajadores para que todos tengan alimento, vivienda, agua potable, sistemas de salud y educación pública y gratuita, así como medicinas gratuitas. Debemos revelar los datos del millón de niños que mueren de hambre y sed, los millones de personas que sufren el hambre, que no tienen medicamentos, mientras que sus países son ricos y sus recursos naturales son saqueados por las multinacionales y los monopolios.

Hay que hacer un esfuerzo internacional para revelar y condenar las causas de este fenómeno social. Los sindicatos que son miembros de la FSM, así como sus amigos deben llevar a cabo estas acciones en cada lugar de trabajo, en todos los sectores, en todos los países, a fin de que se tomen medidas específicas. La información debe ser recopilada, hay que organizar las protestas, hay que celebrar eventos como “juicios” contra las empresas multinacionales que especulan con el agua, medicamentos, alimentos, libros y otros.

Debemos exigir que se den soluciones sin demora. El material recogido después de la iniciativa y las acciones se presentará ante la ONU, OIT, FAO y UNESCO por grandes delegaciones de afiliados y amigos nuestros.

Acerca de los precios en los alimentos y el cartel de suministro y distribución de alimentos: intentar, en coordinación con los compañeros de Italia y Europa, organizar una enérgica protesta en las oficinas de la FAO en Roma, Italia.

El Plan de Acción 2012, que todos ustedes ya han recibido, es muy rico en actividades y todas ellas son importantes, todas necesarias. El objetivo de las actividades es fortalecer a través del
movimiento sindical:

– La participación de los trabajadores jóvenes y las mujeres en los sindicatos. Para ello vamos a organizar los encuentros de mujeres trabajadoras, así como la segunda Conferencia Internacional de la Juventud Trabajadora, que se celebrará los días 29-30 de abril de 2012.
– Queremos fortalecer la capacidad para la negociación colectiva y las libertades sindicales y vamos a organizar dos seminarios centrales en cada continente.
– Vamos a organizar cuatro Congresos Sindicales Internacionales en las ramas de Energía, Transporte, Pensionistas y Educación.
– Vamos a organizar en Ramallah, Palestina, una gran Conferencia Internacionalista el 22 de marzo y otra en Bruselas sobre los acontecimientos en el Mundo Árabe.
– En el 2012 continuaremos con nuestra presencia y la acción dentro de los organismos internacionales como la ONU, OIT, FAO, UNESCO, vamos a llevar allí la voz de los trabajadores.
– En África vamos a prestar aún más atención con dos objetivos centrales: la cancelación de la deuda externa y agua, alimentos, medicinas y electricidad para todos.

Vamos a organizar tres seminarios centrales Dos conferencias regionales Formación sindical en las oficinas centrales Seminarios de informática Iniciativa sobre el SIDA-VIH

Estimados compañeros,

En los documentos que han recibido hay un plan de acción detallado mensualmente para este año. Aquí vamos a debatir libre y democráticamente durante dos días y estamos convencidos de que el plan de acción final que saldrá después de que sus propuestas, observaciones y críticas serán aún más rico, más actual.

Compañeras y compañeros, después del 16º Congreso Sindical Mundial somos más optimistas. Todos ganamos optimismo, ánimo y fortaleza. El nuevo Consejo Presidencial
y el nuevo Secretariado, junto con los dirigentes de las UIS y las Oficinas Regionales, tienen la capacidad y la fuerza para responder a nuestras nuevas funciones, difíciles pero necesarias.
Gracias.

(PL) La Federación Sindical Mundial (FSM) experimentó un fortalecimiento en los últimos años, con aumento de organizaciones afiliadas y un mayor reconocimiento en general, afirmó hoy aquí el vicepresidente de ese organismo, Salvador Valdés Mesa.

El también Secretario General de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), manifestó a Prensa Latina que en medio de la crisis financiera y económica mundial, la organización crece al representar a las clases oprimidas y trabajadores, que sufren las mayores consecuencias por ese fenómeno.

Al referirse a su participación en el reciente sexto Consejo Presidencial de la FSM, realizado en Johannesburgo, Suráfrica, valoró que en ese foro se hizo un balance del trabajo en general de la Federación, con la definición de tareas para esta etapa.

Consideró que, en medio de la crisis sistémica, sobre todo económica y financiera, cuyo peso recae sobre las espaldas de los trabajadores, el organismo valoró la necesidad de apoyar a las organizaciones internacionales sindicales clasistas para enfrentar las políticas neoliberales.

La implementación de esas nefastas políticas afectan a los trabajadores de numerosos países al aumentar los precios en el mercado y el desempleo, disminuir los salarios y recortarse los gastos públicos y sociales, entre otras consecuencias, apuntó.

En contraposición con ese modelo, señaló que en América Latina, al calor del proceso de integración, gobiernos de la región aplican políticas nacionales que benefician a la población y los trabajadores.

El dirigente sindical cubano indicó que el Consejo Presidencial de la FSM se pronunció, por otra parte, contra el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto contra Cuba por Estados Unidos desde hace medio siglo.

También, junto a los sindicatos surafricanos, respaldó la campaña internacional por la liberación de los cinco antiterroristas cubanos presos en territorio norteamericano desde 1998 por alertar a Cuba sobre actividades de grupos terroristas basados en ese país.

La FSM, fundada el 3 de octubre de 1945, deviene como federación internacional de sindicatos en conquista del movimiento Obrero contra la explotación capitalista y la opresión.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here