Inicio Subdirectivas El antisindicalismo y la pauperización laboral destruyeron la industria textil en Antioquia

El antisindicalismo y la pauperización laboral destruyeron la industria textil en Antioquia

331
0

{image}http://lh6.googleusercontent.com/-wBJEFw0iKfk/UfhuPiLH0eI/AAAAAAAAB5w/KxS6hnWgCFM/s500/trabajor_fabricato.jpg{/image}En los 90, Sintratextil era un sindicato muy reconocido en Antioquia, hoy está en grave crisis. Las conductas patronales socavaron a un sindicato que llegó a tener más de 3000 afiliados y era identificado por su beligerancia ante las violaciones de los derechos laborales.

Fabricato y Coltejereran las principales empresas del sector en Colombia. Sus trabajadores estaban afiliados a Sintratextil, una organización sindical que podía realizar mítines cada 15 o 20 días. El caso de Coltejer ejemplifica bien la historia del deterioro del sindicalismo en el sector textil colombiano. Allí, poco a poco fueron acabando con los contratos a término indefinido y hoy solo quedan contratos ‘basura’por meses o máximo un año. A buena parte de los dirigentes sindicales los echaron; a la otra parte, los “arreglaron”.

“Hay que reconocer que hubo gente que se dejó intimidar; compañeros de 20, 25, 30 años, que prefirieron sus 100, 150 millones de pesos y no seguir en la lucha. Ese fue un tema de debate que tuvimos en la CUT. Desafortunadamente cuando la empresa persigue tanto a los trabajadores, los más antiguos reculan. Eso fue lo que pasó. Así se acabó el sindicato”, cuentaGermán Marín, directivo de la CUT Antioquia. Incluso, a muchos de los afiliados que se desvincularon como recompensa les dieron un televisor grande.

Hoy día, la pauperización del trabajo ha llegado tan bajo que lo más común son las llamadas maquilas,que trabajan desde sus casas. Este es un sistema de producción, mediante el cual las empresas extranjeras o nacionales contratan a personal externo para que confeccione susproductos para ser exportados. Es una mano de obra muy mal pagada, sobreexplotada y con la que no se tiene ningún compromiso. La excusa de las empresas textiles para estos abusos es que la industria ya no es tan rentable como antes.

Para asegurar esta sobreexplotación, las textileras destruyen cualquier posibilidad de sindicalización. Un ejemplo de ello ocurre en la empresa Leonisa, donde el gran problema es que los patronos han arremetido fuertemente contra el sindicato; además hay otro sindicato patronal que le hace fuerza a Sintratextil. Recientemente despidieron a cinco directivos de Sintratextil acusándolos de un panfleto que apareció, pero que nunca se comprobó.

Pese a estas agresiones, Sintratextil no baja la guardia. En Colombiamoda, realizó mítines y actividades lúdicas, como contraparte a este evento mundial. Marín señala: “En dos horas se denunció la persecución que hace la empresa Leonisa, más la problemática que tiene con el sindicato y el salario de miseria que le paga a los trabajadores. Llevamos 5 años haciendo estos mítines y aunque la policía trata de hostigar, es un mitin que se hace rápido y la gente escucha la situación problemática”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here