Inicio Subdirectivas El caso Riopaila destapa el problema de la concentración de tierras en...

El caso Riopaila destapa el problema de la concentración de tierras en Colombia

925
0

{image}http://lh3.googleusercontent.com/-51LdBr1HgB4/UcBroON-WiI/AAAAAAAAAzg/UwJFQCkY1vo/s400/002.jpg{/image}Las ilegalidades en la compra de tierras baldías por parte de Riopaila en el Vichada han agitado el debate por la concentración de los terrenos en el país. Quedó en evidencia la práctica de las grandes empresas por apoderarse del suelo colombiano.

William Gaviria Ocampo, integrante del Comité Ejecutivo de Fenasibancol, analizó y explicó que es lo que está sucediendo. En Colombia desde hace aproximadamente 6 años se viene dando un proceso de extranjerización  de la tierra, por medio del cual empresarios extranjeros agrupados en multinacionales han venido apropiándose de los terrenos en el suelo colombiano para no tener que exportar los productos, sino producirlos en el país a bajo costo; obteniendo mayor rentabilidad.

El gobierno respondió planteando una política sobre unidades de tierra familiar, para la nueva distribución que debe hacerse y que limita la posibilidad de que personas naturales o jurídicas sean propietarias de grandes extensiones de tierra. Así mismo, se han venido adelantando una serie de medidas legales para tratar de evitar que los terratenientes se aprovechen en detrimento de los intereses nacionales

El problema básico viene de la industria de agrocombustibles y relacionados. Por ejemplo, los agrocombustibles han llamado la atención de los ingenios azucareros, porque están cosechando grandes cantidades de caña, entonces, ahora pueden también vender sus productos a las empresas de hidrocarburos con transacciones mayoritarias. La fórmula es bajo costo en la producción para mayor rentabilidad.

Entre estos se encuentra el Ingenio Riopaila; el cual fue denunciado por representante a la Cámara Wilson Arias, luego de una investigación de su Unidad de Trabajo Legislativo. Resulta que el Artículo 72 de la ley 160 de 1994 dice que ninguna persona podrá adquirir la propiedad sobre los terrenos catalogados como baldíos. Para saltarse la ley se crearon 27 SAS con capitales de 100 mil pesos cada una, es decir, empresas de papel. Estas compraron por separado un gran número de terrenos colindados uno del otro en el Vichada. Luego, el accionista único de las sociedades cedió su propiedad a una empresa extranjera. En el estudio minucioso del representante Arias, se descubrió que detrás de todas estas maniobras jurídicas está el dinero de Riopaila. Y las tierras de la transacción debían ser adjudicadas a campesinos.

Semejante escándalo es el único destapado. Ocampo Gaviria sostiene que el grupo Aval, propiedad de Sarmiento Angulo, viene ocupándose de una cantidad de terrenos en los Llanos Orientales. De esta manera, las grandes empresas se están quedando con los terrenos que deberían pertenecer a familias campesinas del país. Y los campesinos se desplazan a las ciudades porque no tienen posibilidades en el agro.

Por ello, “Fenasibancol se une al proceso legal que ha instaurado el representante Wilson Arias, y se une a la voz de protesta de miles de colombianos y especialmente, de campesinos, que no solo están indignados sino que están sufriendo las consecuencias de la concentración de tierras para agrandar más las utilidades y la riqueza de unos cuantos”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here