Inicio Subdirectivas En Chocó violaciones a los Derechos Humanos no dan tregua

En Chocó violaciones a los Derechos Humanos no dan tregua

242
0

{image}http://eldia.co/images/stories/290811/004.jpg{/image}La ciudad de Quibdó es el escenario de persecución de  grupos paramilitares hacia 4 líderes indígenas, 2 gobernadores y 2 docentes de las comunidades de Birrinchao y Villanueva, quienes arribaron en el mes de julio con el fin de denunciar casos de corrupción en la ejecución de recursos de inversión social.

 

Los líderes pertenecientes a la Asociación de Cabildos Indígenas-OREWA, quienes se encuentran en situación de desplazamiento, deben afrontar la persecución,  el acoso y las amenazas de muerte que por vía celular les propinan.

En una región que es estratégica por los recursos minero energéticos y ambientales que guarda y por su posición geoestratégica dada la cercanía al océano pacifico,  se ocasiona la disputa territorial por parte de diferentes actores armados legales e ilegales,  dueños del capital nacional y trasnacional y los gamonales políticos de la región. Es la población civil, campesinos, indígenas, afrodescendientes y colonos, quienes se ven en medio de la disputa territorial y quienes deben convivir con los negativos impactos en materia ambiental que la explotación irracional de recursos deja a su paso.

No han sido pocos los desplazamientos que han ocurrido tanto al interior de la región, como hacia otras regiones. Se contabilizan aproximadamente 1.400 victimas, de las cuales gran parte provienen de comunidades indígenas, quienes en su mayoría se desplazan forzadamente entre los resguardos de la zona. Es necesario resaltar que desde el 2010 varios líderes indígenas  y voceros de las comunidades del resguardo del río Purricha, manifestaron  su voluntad de afiliarse a la Asociación- OREWA, con el fin de fortalecer sus procesos de defensa del territorio ancestral y  gobierno propio. La voluntad de organización y lucha del pueblo indígena le ha ocasionado múltiples amenazas y hostigamientos.

Pese a haber efectuado las denuncias a los organismos encargados de garantizar el cumplimiento de los derechos humanos, lo único que se ha conseguido es que el  Sistema de Alertas Tempranas de la Defensoría del Pueblo advirtiese  sobre este tipo de situaciones y reconociese la grave situación humanitaria de las comunidades indígenas, sin dar lugar a acciones efectivas de protección de las comunidades, e investigación y enjuiciamiento de los responsables.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here