Inicio Sindicatos Este martes habrá “cacerolazo” contra CLARO

Este martes habrá “cacerolazo” contra CLARO

1191
0

Por: Agencia de Información Laboral

Este martes 29 de octubre los trabajadores del sindicato Unión de Trabajadores de CLARO y las TIC, con el apoyo de la CUT, de otros sindicatos, organizaciones sociales y usuarios, realizarán lo que han denominado “Cacerolazo contra CLARO”, con el fin de llamar la atención sobre los graves problemas laborales que persisten en esta empresa, la primera en número de abonados, en ingresos operacionales y utilidades en el sector de las telecomunicaciones en Colombia, pero también la primera en la violación de los derechos laborales de sus trabajadores.

En Bogotá el “Cacerolazo” se realizará entre las 6 y 8 de la mañana en la carrera 7 con calle 63, frente al edificio principal de Telmex. En Medellín se hará entre la 1 y 3 de la tarde, en el sector de El Poblado, frente a la oficina principal de CLARO, al igual que en Bucaramanga y Armenia. Por ello Yuli Higuera, presidenta del sindicato Unión de Trabajadores de CLARO, hizo un llamado a otras fuerzas y activistas sindicales, así como a los usuarios de la empresa, para que los apoyen en esta protesta.

Desde junio de este año la Unión de Trabajadores de CLARO presentó un pliego de peticiones que la empresa se negó a negociar, prefiriendo que el conflicto fuera a Tribunal de Arbitramento, que entre otras cosas aún no ha sido convocado. Lo que sí hizo la empresa fue agregar al Pacto Colectivo, impuesto por ella, una serie de beneficios que el sindicato había solicitado en el pliego de peticiones, con el fin de debilitar la posición del sindicato e incitar a la desafiliación.

Son beneficios con los cuales la empresa alardea con los trabajadores, cuando son mínimos, como el incremento de $30 mil pesos en los bonos por nacimiento, fallecimiento, gafas y auxilios educativos, así como la implementación de un fondo de vivienda y préstamo para compra de vivienda, que sólo beneficiará a un número reducido de trabajadores de CLARO. Sin embargo, los temas neurálgicos, como: el aumento salarial, las tablas de comisiones, los indicadores de productividad, el proceso disciplinario, el mejoramiento de los sistemas de salud ocupacional y seguridad en el lugar de trabajo, el establecimiento de espacios de diálogo e interlocución,  la cláusula sobre control y veeduría a la tercerización y otros aspectos económicos significativos, no se tocan”, precisó Yuli Higuera.

La directiva sindical señaló que a pesar de no contar con una Convención Colectiva, a pesar del la existencia del Pacto Colectivo y la agresiva política antisindical de CLARO, el sindicato se sostiene. No ha tenido desafiliaciones y sí algún crecimiento de afiliados.

Finamente, Yuli Higuera, mencionó el caso de Sicte, una empresa que terceriza personal para CLARO en el servicio de instalaciones de redes, donde los trabajadores lograron, con el apoyo de un supervisor, afiliarse a la Unión y presentar pliego de peticiones, que también terminó en Tribunal de Arbitramento. Sin embargo, la empresa reaccionó y amenazó con suspender la contratación con Sicte y dejar a todos sus trabajadores sin empleo, amenaza con la que logró que 40 afiliados renunciaran al sindicato, en menos de una semana.

10 razones por las cuales no existe Trabajo Decente en CLARO

1- El Grupo Claro, conformado por Comcel y Telmex, concentra el 62,60% de los ingresos operacionales y el 88,12% de las ganancias del sector de las telecomunicaciones. En comparación con 2011, en 2012 los ingresos operacionales de Telmex crecieron 19,85% y los de Comcel 9,8%. Sin embargo, los costos laborales en Comcel son marginales, entre los más bajos del sector, apenas constituyen el 2.8% de los ingresos operacionales, y el 4.8% en Telmex, lo que muestra que sus enormes ganancias no se retribuyen a sus trabajadores y trabajadoras. Es decir, CLARO es un conglomerado empresarial que vende y gana mucho más cada año, mientras sus trabajadores año tras año ganan menos.

2- Entre octubre de 2008 a junio de 2013, Telmex disminuyó 18,03% su planta de trabajadores directos. Pasó de tener 6.022 a tener 4.936, hecho que se enmarca dentro de la estrategia de disminuir al máximo el área técnica y comercial, y trasladar la operación del servicio a terceros. Se calcula que en el Grupo CLARO tiene unos 10 mil directos y 20 mil tercerizados.

3- En CLARO el número de empresas y trabajadores tercerizados ha aumentado de manera desproporcionada: por un trabajador directo hay aproximadamente dos tercerizados. Es todo un entramado de distribuidores, aliados comerciales y técnicos de red interna y externa, los cuales ofrecen pésimas condiciones laborales y recurren a prácticas inadecuadas que rayan con la violación a la ley. Es de resaltar que CLARO conoce estas prácticas, y sin embargo no toma medidas para evitarlo, porque se beneficia de ellas. Aunque CLARO explota comercialmente su marca a través de los trabajadores tercerizados (Utilizan los mismos uniformes, sistemas, papelería y estrategias de los trabajadores directos), carece de una política de control, seguimiento y responsabilidad social y empresarial en término de cumplimiento de derechos y condiciones mínimas de las personas que están a su servicio a través de contratistas.

4- Telmex Colombia terceriza sus trabajadores mediante 20 empresas bajo la modalidad de contrato de corretaje (El corretaje es una modalidad comercial de contratación de servicios sin vinculo laboral) y por obra o labor contratada, que ocultan verdaderas relaciones laborales y de subordinación, toda vez que estos trabajadores desempeñan labores misionales de la empresa, como instalación de redes, mantenimiento y expansión comercial. En el caso de CLARO estos trabajadores laboran sin salario básico y con jornadas de hasta 12 horas diarias; deben cumplir metas de ventas para acceder a dotación de uniformes, seguridad social y riesgos profesionales, y con escasas posibilidades de organizarse en sindicatos, si lo hacen los despiden.

5- Desde el  nacimiento del sindicato en el año 2009, CLARO ha implementado una serie de estrategias que pueden calificarse de antisindicales, como la imposición de un Pacto Colectivo y negativa a negociar con el sindicato más allá de este Pacto, despidos selectivos y traslados de directivos sindicales, bloqueos para que la organización sindical acceda al conjunto de trabajadores (violación al derecho de libre difusión de las posturas del sindicato), campañas de desprestigio contra del sindicato, presiones individuales para que los trabajadores se desafilien de la organización, tratos discriminatorios entre trabajadores sindicalizados y no sindicalizados.

6- Hay una intención abierta y deliberada de la empresa por aislar y excluir a la organización sindical, como interlocutor válido, alegando su carácter minoritario. En ese sentido, la empresa desconoce los espacios de interlocución pactados en la convención colectiva anterior, los mecanismos de resolución de conflictos son precarios, inexistentes o ineficientes, las políticas laborales son modificadas de manera permanente y sin contar con el sindicato para ello, las propuestas presentadas por el sindicato son descartadas y desconocidas de facto, en síntesis, el diálogo social entre el empleador y sus trabajadores en CLARO es inexistente.

7- La razón por la cual los costos laborales de CLARO son tan bajos, se pueden resumir en tres razones, a) bajos salarios; b) Inexistencia de una política de distribución de la riqueza generada a la empresa por parte de los trabajadores, c) menores beneficios, bonos, auxilios, tablas de indemnización, carga prestacional y primas extralegales que los que ofrecen en sus convenciones colectivas empresas como ETB, UNE o Emcali; empresas éstas que no sólo tienen que competir con la posición dominante de CLARO en el mercado, sino con sus prácticas laborales basadas en bajos salarios, tercerización a gran escala y escasos derechos.

8- Aunque CLARO dispone de un Código de Ética que incluye el respeto al derecho de asociación sindical de sus trabajadores, en la práctica su comportamiento en Colombia es contrario a lo establecido en los Convenios 87 y 98 de la OIT sobre libertad de asociación y negociación colectiva; y en general es contrario al concepto de Trabajo Decente.

9- En los dos últimos años CLARO ha cambiado en tres ocasiones las tablas de comisiones y remuneración de sus trabajadores. Ha ampliado el número de servicios que tienen que vender los trabajadores, poniéndoles metas cada vez más difíciles de cumplir; ha reducido la comisión que reciben los trabajadores por los servicios que venden; y ha aumentado las funciones y responsabilidades de los trabajadores sin aumentarles la remuneración. Estos cambios han generado en los trabajadores mayores presiones para cumplir los indicadores de productividad, y han hecho que los salarios vía comisiones se reduzcan entre un 15% y 22% en promedio.

10- CLARO ha buscado, a través de la implementación de pactos colectivos, el bloqueo al derecho de asociación, otorgando a los no sindicalizados los mismos beneficios que tienen los sindicalizados, generando con ellos desinterés a la afiliación sindical, discriminación a los trabajadores sindicalizados que les toca pagar cuota sindical, mientras los no sindicalizados no pagan cuotas por los beneficios establecidos en el convenio colectivo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here