Inicio Subdirectivas La lucha de los docentes del Huila por un trabajo digno

La lucha de los docentes del Huila por un trabajo digno

187
0

{image}http://eldia.co/images/stories/120312/003.jpg{/image}Los temas del aumento arbitrario en la jornada laboral docente y la negación de los permisos sindicales también afectan de manera grave a los educadores y educadoras del Huila. La Asociación de Institutores Huilenses (ADIH) hizo esta denuncia.

Ana Patricia Polanía, Secretaría de Asuntos Jurídicos de la ADIH, precisó por un lado, que en el Huila, la administración departamental insiste, sin justificarlo en un estudio previo, en que sobran maestros. Ahora bien, con la aplicación de la Directiva ministerial 02, la cual orienta a aumentar el número de 22 a 24 periodos de clases, se anuncia que sobrarán sin motivo muchos más docentes. Gracias a la normativa del Ministerio, se prevé que a nivel nacional veinte mil maestros perderán sus trabajos.

La posición de la ADIH al respecto es que se deben mantener las 22 horas académicas —de acuerdo al Decreto 1850 y lo ratificado por el Consejo de Estado—, la permanencia de 6 horas en la escuela y dos horas más fuera de esta o al interior, cuanto así lo requiera el trabajo. “Porque el quehacer del docente no es solamente de aula de clase, es también fuera de la clase, porque necesita tiempo para preparar, para calificar y para sostener reuniones y refuerzos con los estudiantes, entonces, se van más de las dos horas y no estaríamos trabajando 8 horas diarias sino más”, afirmó Ana Patricia Polanía.

El otro tema de denuncia es la negación de los permisos sindicales. Polanía expone que el asesor jurídico del alcalde de Neiva, Amadeo Delgado, se está oponiendo a que se concedan los permisos. Su argumento, injustificado, transgrede la autonomía del sindicato, él indica que el alcalde no tiene competencias para otorgar permisos, cuando la labor del alcalde se restringe a verificar las condiciones del permiso. Lo anterior se dispuso en la Circular No. 31 que el Ministerio del Trabajo y el Ministerio de Educación emitieron en el 2010, luego de negociar un pliego de peticiones con el sindicato de educadores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here