Inicio Actualidad Internacional Los sindicatos promueven la responsabilidad fiscal en los fondos de pensiones

Los sindicatos promueven la responsabilidad fiscal en los fondos de pensiones

543
0

Bruselas, 12 de noviembre de 2014 (CSI En línea):

Los sindicatos han dado a conocer una nueva iniciativa para hacer frente a la evasión fiscal a escala mundial. Con este fin promueven la integración de los riesgos fiscales en las políticas de inversión responsable de los fondos de pensiones, cuyo valor supera los 20 billones de dólares estadounidenses, donde los sindicatos y sus fideicomisarios participan en la gobernanza del fondo. Cuarenta y cinco organizaciones sindicales de 19 países firman una declaración http://www.ituc-csi.org/llamamiento-sindical-a-la-accion?lang=es http://www.ituc-csi.org/llamamiento-sindical-a-la-accion?lang=es  para poner en marcha la iniciativa y apoyar reformas normativas destinadas a establecer prácticas fiscales justas y responsables según lo previsto por el G20 a través del Plan de Acción de la OCDE contra la erosión de la base imponible y el traslado de beneficios (BEPS, por sus siglas en inglés).

Sharan Burrow, Secretaria General de la CSI, afirmó que “Los intentos para aumentar la rentabilidad a corto plazo mediante una planificación fiscal agresiva socavan la sostenibilidad de nuestras economías. En su calidad de administradores del capital de los trabajadores y de las trabajadoras, los fondos de pensiones deben tomar medidas razonables para abordar el riesgo fiscal en sus carteras de inversión.”

La iniciativa establece las expectativas sindicales respecto a la forma en que los fondos de pensiones deben abordar los riesgos fiscales, incluyendo los procesos de evaluación de las inversiones existentes, la realización del procedimiento de debida diligencia para todo nuevo mandato de inversión, fomentar la declaración fiscal de las empresas país por país y colaborar con los gestores externos de los fondos en este sentido.

La declaración sindical también plantea las inquietudes suscitadas por las crecientes presiones de los grupos empresariales y las grandes empresas multinacionales para hacer retroceder el Plan de Acción BEPS de la OCDE aprobado por el G20, un programa de 15 puntos destinado a garantizar que los beneficios fiscales se asignen en caso de que exista una actividad empresarial real. “Este Plan de Acción de la OCDE podría mejorarse, pero va en la dirección correcta”, afirmó John Evans, Secretario General de la Comisión Sindical Consultiva ante la OCDE (TUAC). “Los fondos de pensiones son propietarios de activos a largo plazo, deben ponerse de manifiesto para apoyar, y no para debilitar, este programa fiscal mundial.”

“Algunos poderosos intereses financieros y empresariales aún están tratando de socavar la cooperación internacional abocada a poner fin al interminable escándalo de los acuerdos fiscales de dudosa índole, especialmente por parte de algunas notorios empresas multinacionales. Estas artimañas fiscales son profundamente perjudiciales para la situación fiscal de los gobiernos, y también perjudican a las empresas competidoras que pagan la parte justa que les corresponde. Los gobiernos tienen que establecer regulaciones para garantizar que las empresas ya no puedan escapar de sus obligaciones tributarias, una cuestión en la que ahora estamos focalizando la atención de los fondos de pensiones”, señaló Sharan Burrow.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here