Inicio Subdirectivas Militares están infiltrando las marchas sociales

Militares están infiltrando las marchas sociales

338
0

{image}http://lh4.googleusercontent.com/-KPVweQbewi0/UhZDqIrVC0I/AAAAAAAACZ8/Gb6A5h-vSbc/s800/hector_vaca_mitin_meta_agosto2013.JPG{/image}Los campesinos que desarrollan la protesta social en Villavicencio encontraron a seis militares infiltrados entre sus filas. Aunque se desconoce el objetivo exacto de esta filtración, existe preocupación por posibles saboteos al movimiento pacífico.

Héctor Vaca, Secretario de Educación e Investigación de la USO, fue testigo de los hechos, pues la USO acompaña a los pobladores. Él relató que el martes, cuando estaban manifestando su solidaridad a las comunidades que se encuentran ubicados en Pipiral en la salida de Villavicencio hacia Bogotá, los campesinos, en su organización, determinaron que había gente sospechosa. Entonces, encontraron y detuvieron a seis miembros del Ejército, quienes iban armados y vestidos de civil, camuflados entre los campesinos.

Los habitantes los retuvieron por un tiempo, respetando su integridad; luego, los entregaron a una comisión de derechos humanos de la Policía, donde se verificó que estaban armados y que pertenecían a la VII Brigada.

“Este es un acto de provocación, una contradicción a lo que dijo el Presidente Santos que ellos respetaban las marchas pacíficas. Lo que vemos allí es quién sabe qué objetivo tenía esa infiltración, porque no podemos desconocer que tanto el Ejército como la Policía infiltran efectivos para sabotear las marchas de trabajadores y campesinos. Rechazamos esta actitud del gobierno nacional y le exigimos respeto para las marchas obreras, campesinas, estudiantiles y populares”, manifestó Héctor Vaca.

Él, además, añadió que “la Unión Sindical Obrera apoya irrestrictamente la movilización de los campesinos, pues están reclamando su derechos. El gobierno ha venido incumpliéndoles; así como le ha venido incumpliendo a los trabajadores en la elaboración del estatuto del trabajo, a los campesinos les ha negado el Artículo 64 de la Constitución Nacional, en donde se prevé la garantía de que los campesinos tengan acceso a la tierra y tengan la facilidad de adquirir créditos, para mejorar su calidad de vida”.

De hecho, la propuesta de la USO es la reversión de los Campos Rubiales y Quifa en manos de Pacific Rubiales, para que pasen a manos de Ecopetrol y, a través del Estado, estos dineros sean utilizados para colaborarles a los campesinos. La USO no considera justo que más del 64% del campesinado colombiano viva en la pobreza, mientras las multinacionales saquean las riquezas del país.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here