Inicio Subdirectivas Pacific Rubiales se ensaña contra una familia de ex trabajadores

Pacific Rubiales se ensaña contra una familia de ex trabajadores

343
0

{image}http://lh3.googleusercontent.com/-_ZuPDmVUlLU/UcsTX-dYYkI/AAAAAAAAA_8/g0mby5wZ0wM/s400/familia_abusopacificrubiales.jpg{/image}El caso de Gustavo Adolfo Rojas Villalba ilustra perfectamente las violaciones de los derechos laborales y la política antisindical que aplica, en un ambiente de impunidad, la cuestionada empresa Pacific Rubiales.

No es el único caso, pero sí uno de los pocos que se atrevieron a enfrentarla y a hablar, teniendo en cuenta las tácticas ‘mordaza’ que implementa esta multinacional para evitar que las irregularidades que hay en su interior sean de conocimiento público. Él relató su testimonio.

Trabajaba con una empresa subcontratista de Pacific Rubiales, llamada Termopetróleo, que a su vez es contratista de Energy Internacional. “Con el tiempo nos dimos cuenta de muchas irregularidades que cometían, estaban faltando a convenios de contratistas y subcontratistas que tiene Pacific Rubiales”.

Por ejemplo, estaba incumpliendo con el pago diario de un bono de 40 mil pesos; debía trasportar a sus empleados enavión ylo hacía en bus, sometiéndolos a unas 10 horas de viaje incómodo desde Bogotá; y “vivíamos prácticamente en un barrial”, porque los lugares de vivienda no eran apropiados para habitar.

En contraste, a los trabajadores extranjeros les pagan el doble y hasta el triple del sueldo de un trabajador colombiano, ejerciendo las mismas funciones. Además, les dan vivienda en Bogotá, les pagan vuelos internacionales para visitar a sus familias y entran y salen en avión de la zona de labores.

Ante estas diferencias, un grupo de trabajadores demostró su descontento, al menos, por ganar algunas mejoras. No les permitieron afiliarse a la USO, así que recurrieron a una reunión con el jefe de personal, donde expusieron los casos y solicitaron que les explicaran las tablas de sueldos.Supuestamente se concluyó que los funcionarios analizarían lo conversado. A los dos días, quienes manifestaron las inquietudes fueron despedidos.

Rojas Villalba inició una batalla jurídica. Interpuso una denuncia ante el Ministerio del Trabajo, de la cual,aún no ha dado respuesta. Él conoció a su actual esposa durante ese trabajo, ella resultó embarazada. A raíz de la denuncia, en una retaliación no manifiesta pero sí evidente, la empresa le cambió las prestaciones laborales, desmejoraron sus condiciones laborales y le redujeron el sueldo.

Al final, ella, que acaba de salir de licencia de maternidad y lactancia, estaba tan estresada y mal que le tocódimitir. “La acosaron de una manera que la obligaron a renunciar”. Hoy día, la pareja continúa la batalla legal, mientras toda la familia libra una batalla de supervivencia, “estamos tratando de subsistir de alguna manera, alcanzamos a montar un negocito y estamos tratando de vivir de eso, porque la empresa Energy Internacional nos tiene cerradas las puertas en Campo Rubiales y está dando pésimas referencias de nosotros”.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here