Inicio Departamentos Seguridad Social POLITICA SINDICAL EN MATERIA DE SALUD Y TRABAJO – 2014

POLITICA SINDICAL EN MATERIA DE SALUD Y TRABAJO – 2014

1746
0

1. Problema
La Central Unitaria de Trabajadores – CUT – Subdirectiva Antioquia, reconoce:

1. Que el Sistema de Seguridad Social en Riesgos Laborales de Colombia fue diseñado desde 1994, bajo criterios negocio de aseguramiento realizado por el sector privado, un modelo de competencia regula en mercado de los seguros de vida y financieros,
que trajo como consecuencia la eliminación en sus inicios (1994) del monopolio del estado y en la actualidad en la ausencia total de éste en la administración y prestación de los servicios de la seguridad social en riesgos laborales, puesto que hoy solo quedan Administradoras de Riesgos Laborales (ARL) del sector privado, con el eliminación del Seguro Social Colombiano estatal.

2. Que este modelo de Sistema de Seguridad Social en Salud Laboral, ha incumplido las promesas ofrecidas que justificaron en su momento dichas reformas en los años noventa, tales como la universalización del derecho, la solidaridad, la calidad y el mejoramiento de la salud y vida de la población trabajadora colombiana y de la región de Antioquia.

3. Que el modelo de intermediación del mercado del seguro de riesgos laborales administrado por las ARL, ha permitido el enriquecimiento del sector financiero de los seguros y dichos rendimiento no se ha visto reflejado en el mejoramiento de la salud laboral de trabajadoras y trabajadores antioqueños.

4. Que por lo tanto se puede afirmar que trascurrido 20 años desde su implementación, este modelo ha fracasado completamente, puesto que los problemas estructurales de salud y trabajo en el país continúan aumentando

5. Que por lo tanto la protección social para las y los trabajadores colombianos y antioqueños siguen evidenciado altos niveles de exclusión y desprotección.

6. Estos niveles de exclusión se refiere que en Colombia de los 21,000.000 de trabajadoras y trabajadores colombianos, tan solo el 39,3% están cubiertos por la seguridad social en riesgos laborales, y en Antioquia es también tan sólo del 39,7%, de la PEA de Antioquia (Población Económicamente Activa), es decir mas del 60% de la PEA no tienen seguridad social en riesgos laborales.

7. Que sigue en aumento la accidentalidad laboral, llegando a niveles de reconocimiento de más de 542.406 accidente laborales ocurridos en el 2013 en una población afiliada de 8.269.950 de afiliados y afiliadas en Colombia y Antioquia 8. Que en Antioquia la afiliación llega a 1.294.497 de trabajadores y trabajadoras, lo cual significa que existen más de 60% de la PEA de Antioquia por fuera de dicho sistema de riesgos laborales.

9. Que en Colombia y Antioquia se reconocen al menos 7 actividades de alto riesgo cuya naturaleza impacta directamente sobre la expectativa de vida de las y los trabajadores que estén sometidos o realizando dichas actividades, por ello se reconoce una pensión anticipada de vejez, denominada “pensión especial de vejez por actividades de alto riesgo”.

10. Que el 31 de diciembre del 2014 se terminaría el derecho al disfrute de esta pensión especial de vejez para trabajadores y trabajadoras que laboren en las denominadas “Actividades de Alto Riesgos” (Decreto 2090 de 2003) y por lo tanto las posibilidades de la disminución de la esperanza de vida de muchos hombres y mujeres que laboran en estas actividades a lo largo del país y del departamento de Antioquia se intensificaría, al continuar sometidos a dichas actividades y labores pesadas y de alto riesgo.

2. Enfoque
Por ello, la Central Unitaria de Trabajadores – CUT – Subdirectiva Antioquia, reivindica y
reconoce:

11. Que La Seguridad Social y la Salud Laboral son un Valor y un Derecho Humano fundamentales, y el rol protagónico del Estado es esencial para garantizarlo, así como la participación de las y los trabajadores en un ambiente de diálogo social.

12. Por lo tanto es condición necesaria la participación y decisión en igualdad de condiciones de las organizaciones sindicales con la de los empleadores y el estado, para la construcción y consecusión de ambientes de trabajo saludables y mejoramiento de la salud laboral.

13. Las Normas Internacionales de la OIT en materia de Seguridad Social y Salud Laboral son un referente vigente, posible y práctico de consenso tripartito, que ofrecen a trabajadores/as y empresarios de Colombia y por lo tanto a las regiones, reglas claras y precisas con progresividad para lograr los procesos de extensión de cobertura y mejoramiento de condiciones de trabajo y salud.

14. También se reconoce que en Colombia existe una tradición de reglas, normas y leyes que reglamentan la Salud y en el Trabajo y la salud ocupacional o laboral y que la nueva ley de riesgos laborales (Ley 1562 de 2012) aunque logro avances, en lo fundamental no resuelve los problemas de exclusión, insolidaridad, intermediación y lucro de un sistema que es responsable del crecimiento del accidente y la muerte en el trabajo, y del no reconocimiento de la enfermedad laboral en nuestro país.

15. También reconoce que el sistema contempla una Red Nacional de Comités de participación (llámense COPASST, Comités de Convivencia Laboral, Comité Local de Salud de Medellín, etc.) en la práctica éstos son inoperantes, por su reglamentación, la poca o nula vigilancia de la inspección de trabajo sobre las recomendaciones y conclusiones de dichos comités y por no la promoción real de la participación de las y los trabajadores, no permitiendo su voz en el diseño de planes y programas en el llamado Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo ni en el control de las condiciones laborales en los propios puestos de trabajo.

16. Los gobiernos nacional, departamental y municipales tienen la obligación de impulsar políticas de Trabajo Decente que incrementen las oportunidades de acceso a trabajos y empleos en mejores condiciones de ingreso, seguridad de las personas y salud, favoreciendo las políticas de “formalización” y de trabajos con derechos, y con el adecuado tratamiento de género, es decir igual de oportunidades e inclusión para las poblaciones más excluidas como las mujeres, jóvenes, afro, etc.

17. Que es necesario para lo anterior, fortalecer la actividad de la inspección de trabajo, no solo con un mayor número de inspectores e inspectoras de trabajo, si no en su calificación especializada en los temas de salud y riesgos laborales, así como también en un cambio de orientación hacia la protección del trabajo saludable es decir en ambientes sanos y por lo tanto en protección hacia los trabajadores y trabajadoras y no hacia la productividad.

18. Las y los trabajadores tenemos también la obligación de actuar colectivamente para trascender el rol de la queja y la denuncia que siempre hemos asumido. Nuestro papel hoy debe ser el de tener la iniciativa con propuestas que promuevan la salud y prevengan el accidente y la enfermedad a causa del trabajo. Promover y prevenir implican participar, disentir e investigar, para modificar las condiciones de trabajo.

19. Como estas condiciones obedecen a políticas públicas, su modificación depende de la acción sindical en el lugar de trabajo, de la acción de todos las y los trabajadores, y de la acción ciudadana en su conjunto. Por ello es necesario generar estrategias colectivas en defensa de nuestra salud, del Trabajo Decente, y de una sociedad justa y equitativa, que reconozca la importancia del sindicalismo para el sistema democrático

La Central Unitaria de Trabajadores – CUT – Subdirectiva Antioquia, por ello debe

20. Reivindicar un nuevo modelo de seguridad social que sea universal, público, solidario, participativo, sin lucros ni intermediaciones de grupos financieros, que tenga como centro de sus preocupaciones al Ser Humano.

21. Un nuevo modelo que excluya del mercado el sistema de salud en el trabajo, acabe la intermediación financiera, y sea el Estado el mas importante actor en la dirección y ejecución de las políticas y planes para atender los riesgos de accidente y enfermedad laboral.

22. Esta nuevo modelo también debe tener su centro la universalidad al incluir no solo a los trabajadores y trabajadoras dependientes, sino a los independientes y aquellos vinculados al denominado sector informal.

23. Contemple mecanismos de solidaridad, como la creación de apoyos de parte de los sectores con mayores recursos hacia la población de menores ingresos, con el fin de desarrollar subsidios para la afiliación de éstos últimos.

24. Oriente el fortalecimiento institucional estatal para mejorar su capacidad de inspección, vigilancia y control, y aumento de los y las inspectoras de trabajo especializados en los temas de salud y seguridad laboral.

25. Fortalecimiento de la capacidad de vigilancia y gestión de los mecanismos de participación en salud laboral como los COPASST y Comité de Convivencia, permitiendo que las conclusiones y recomendaciones emanadas de estos organismos sean de obligatorio cumplimiento por parte de la empresa y trabajadores/as, fueros laborales especiales, protección a sus participantes miembros y en general permitir pasar de comités inoperantes de papel a comités que permita la solución efectiva de los problemas.

26. Fortalecimiento y rescate de los Departamentos de Salud Ocupacional de las empresas que desarrollen verdaderos Programas de prevención y promoción de la salud laboral con dialogo social.

27. Restablecer responsabilidad de las empresas en los programas de salud laboral pues así lo exige la ley.

28. Fortalecimiento de la investigación y educación para la población laboral y general, especialmente en la educación media y técnica universitaria.

Para ello la Central Unitaria de Trabajadores – CUT – Subdirectiva Antioquia debe proponerse dentro de la organización sindical:

29. Rescatar los Departamentos de salud laboral de los sindicatos y subdirectivas para tener interlocutores validos frente a las ARL

30. Desarrollar una política educativa sindical que nos permita tener cuadros que comprendan la problemática de la salud, y participar con competencia en los diferentes espacios establecidos por la ley, pues les plantea a los trabajadores y sindicatos múltiples oportunidades que debemos aprovechar

31. Realizar investigación en salud y trabajo por parte de los trabajadores y en alianzas con otros actores.

32. Articular el trabajo y la acción de movilización de las diferentes instancias organizativas sindicales y de otros actores en la defensa de la seguridad y salud laboral. (Articular el trabajo del INSISTA, COISO, COPASST, etc.)

33. Fortalecimiento en la negociación colectiva de los temas propios de la salud en el trabajo.

34. Lograr la escogencia de la ARL por parte de los trabajadores/as

35. Fortalecimiento de los COPASOS y Comités de convivencia participando no solo en la escogencia de sus representantes si no apoyando su labor

36. Vigilancia de los ambientes y mapas de riesgo

37. Vigilancia del proceso de desgaste de los trabajadores

38. Rescatar la verdadera dimensión de la promoción y prevención.

39. Realizar un debate público a las finanzas y rentabilidad de las ARL en el país, junto con otros actores y senadores, como aportes para la reforma a la salud laboral.

40. Empezar a incluir y conocer la problemática de ambiente y cambio climático.

41. Participar y fortalecer la comisión sindical a nivel nacional y departamental por la defensa de la pensión especial de vejez en actividades de alto riesgo

42. Participar activamente en todas las actividades de movilización, lobby legislativo, acción por la defensa de la pensión especial de alto riesgo.

Aprobado en el Comité Ejecutivo de la Central Unitaria de Trabajadores de Antioquia en el
mes de enero de 2014

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here