Inicio Subdirectivas Proclama III jornada mundial de trabajo decente

Proclama III jornada mundial de trabajo decente

314
0

Los trabajadores del Magdalena, organizados en las Centrales obreras, Hoy 7 de octubre, en el marco de la Tercera Jornada Mundial por el Trabajo Decente, presentan la siguiente Proclama:

La movilización que hoy se realiza en todo el Planeta por el Trabajo Decente reviste  especial importancia porque se realiza en el contexto de una crisis económica global, la cual ha propiciado desempleo masivo y precariedad laboral, o sea trabajo indecente. Por efecto de esta crisis 34 Millones de trabajadores y trabajadoras han perdido su empleo desde el 2008 y 64 Millones más están sumidos en la más extrema pobreza.

Colombia, obviamente, no es ajena a la crisis económica ni a los desajustes estructurales en el mercado laboral. De hecho, tiene la más alta tasa de desempleo en América Latina y el segundo puesto en desigualdad social después de Haití, sino que además tiene un déficit enorme en materia de trabajo decente, por efecto de la alta tasa de informalidad, la precarización de los salarios y la seguridad social, por cuenta de una política extendida de subcontratación, especialmente por Empresas Temporales y las mal llamadas Cooperativas de Trabajo Asociado, por la persistencia del trabajo infantil, la discriminación de género, la violencia antisindical y el desconocimiento del sagrado derecho de asociación sindical por parte de los patronos con la complicidad del Gobierno.

Según el DANE los trabajadores asalariados en Colombia son 7.5 millones, de ellos 3.9 millones están vinculados con contrato de trabajo (1.6 millones a termino indefinido y 2.3 millones son temporales. Más de 4 millones están vinculados  a las microempresas con menos de 10 trabajadores y la economía informal representa el 60% de la clase trabajadora

La  expresión “Trabajo Decente”, que hoy se reivindica en todo el mundo para hacer visible el fenómeno de la precariedad laboral, fue acuñada en el año 2.000 por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).Esta expresión se contrapone al trabajo que no cumple con los estándares fijados por la OIT en cuanto a: Garantía de ingresos dignos para el trabajador, estabilidad en su puesto, acceso a la seguridad social integral, derecho a la afiliación sindical, la no discriminación de la mujer en el trabajo y la no explotación de la mano de obra infantil.

En el caso del Distrito de Santa Marta y el Departamento del Magdalena los empleos y trabajos que se ofrecen en las entidades públicas y en la empresa privada no están ajustados a las normas del código sustantivo del trabajo, a los acuerdos Internacionales y a las recomendaciones de la OIT señaladas anteriormente. Para la muestra ahí están los trabajos ofrecidos por las bolsas de empleo y las cooperativas de trabajo asociado en el Hospital Universitario Fernando Troconis y en todos los Hospitales del Departamento, en la Sociedad Portuaria de Santa Marta, en las distintas cadenas de Supermercados y Centros Comerciales, en los trabajadores de la construcción, en los trabajadores independientes, en los de la economía informal y en los jornaleros del campo. Causa indignación y rechazo la poca creíble información del DANE al señalar a Santa Marta como la ciudad de menor desempleo, desconociendo de tajo la situación real, pues esta ciudad alcanza un 60% de economía informal y  un 30% corresponde  a trabajadores  de cooperativas asociadas  señalando además, que esta informalidad del rebusque depende de la época del turismo.

Ante este contexto los trabajadores organizados en las centrales obreras CUT, CGT Y CTC en el Magdalena, nos sumamos a la Tercera Jornada Mundial por el Trabajo Decente y por lo tanto rechazamos las formas de trabajo indigno implementados  en nuestra región y llamamos públicamente al Gobierno Nacional a través del Ministerio de la Protección Social y a los Gobiernos Departamental y Distrital para que se le ponga freno y se impida en nuestro territorio las practicas de este tipo de explotación  y de esclavismo  laboral y se comprometan a garantizar las condiciones necesarias para la implementación del trabajo decente como lo recomienda la Organización Internacional del Trabajo. En consecuencia  las Centrales obreras rechazamos toda acción que degrade y explote al ser humano y repudia el trabajo del menor y la discriminación de la Mujer.

Firman.

NIDIA CASTAÑEDA                                             JESUS CAGUANA
PRESIDENTA                                                       PRESIDENTE
CUT                                                                     CGT

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here