¡Que la nueva crisis del sector lácteo no la paguen los productores!

¡Que la nueva crisis del sector lácteo no la paguen los productores!

Bogotá, 8 de Marzo de 2015

En escueto comunicado el Ministerio de Agricultura informa a los productores de leche,  que el precio del litro que a diario entregan,  no tendrá incremento y continuará rigiendo el fijado desde Marzo de 2.014. Duro golpe que se les infringe a más de 350.000 ganaderos dedicados a una actividad,  hoy con una precaria rentabilidad.

Desde la abolición de la norma 70-30 (Del precio de venta al público 70% para el productor y 30% para el procesador ) a finales de los años 80, el precio pagado a los lecheros se fijó por la supuesta “ oferta y la demanda” y hoy se rige por la resolución 017 de 2.012 de minagricultura, norma establecida con claro interés de favorecer a la industria procesadora en detrimento de los intereses de los ganaderos,  al punto que la relación se ha invertido y son las pasteurizadoras las que se apropian del más alto porcentaje del valor del litro de leche pagado por los consumidores.

Pretende el gobierno desconocer que  en 20 años,  el precio del litro de leche se ha pagado entre $700 y $900 al productor, cuando los costos de producción se han más que duplicado en el mismo periodo; el incremento fijado en 2.014 no fue suficiente para recuperar el precio que se pagaba antes de la enlechada del año 2.013, cuando se desplomaron los precios por la importación de más de 30.000 ton de productos lácteos hechas al amparo de los nefastos TLC firmados. Hoy todos los insumos de la canasta ganadera: sales mineralizadas, fertilizantes, concentrados, droga veterinaria, mano de obra, servicios, impuestos, etc han superado los pronósticos, en especial los que utilizan materias primas importadas que arrastran la acelerada devaluación.

Los argumentos que hoy esgrime el gobierno para negar un incremento a los productores de leche, algo intolerable, son los mismos por los que se les ha apaleado tiempo atrás.  Dice el comunicado oficial que son  “Las condiciones del mercado en términos de la creciente oferta por parte del sector primario,” lo que  quiere decir que  se castiga a los productores, a los antes “ineficientes”    si aumentan la producción y la productividad; argumenta como justificación de la medida además, “la respuesta positiva en términos del volumen captado por la industria láctea”, dato que demuestra una disminución de la “informalidad” ayer combatida sin cuartel y hoy su rectificación señalada como causante del problema. 

No puede evadir el gobierno la razón principal de su decisión: “el relativo crecimiento de los inventarios y la fuerte incidencia del mercado externo”. Es claro que los precios a la baja de las cotizaciones internacionales, les ha permitido a las empresas hacer uso de los contingentes disponibles en los tratados comerciales suscritos en las condiciones más desventajosas para los productores nacionales. Las importaciones en 2.014 superaron las 20.000 toneladas de leche y derivados lácteos y se incrementarán. Y la crisis generada en el mercado interno se les traslada a los productores para proteger las ganancias de las cinco grandes multinacionales que controlan buena parte del mercado de los lácteos en el país.

Que la  ola de indignación nacional de los miles y miles de productores se acreciente,  y que quienes dicen representar sus  intereses lo pongan a prueba,  para exigirle  al gobierno de Santos y a su  ministro de Agricultura  atender la solicitud de revisión inmediata de la medida tomada.

DIGNIDAD AGROPECUARIA COLOMBIANA

RICHARD FUELANTALA                                          YOANNI VELA

Presidente                                                                     Secretario Vocero Dignidad Lechera Vocero Dignidad Lechera

OSCAR GUTIERREZ

Director Ejecutivo DAC

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 5 =