Inicio Subdirectivas Respuesta carta "Basta ya de agresiones contra la CGT" firmada por Julio...

Respuesta carta "Basta ya de agresiones contra la CGT" firmada por Julio Roberto Gómez

299
0

{image}http://eldia.co/images/stories/logos/cut.jpg{/image}Bogotá D.C., 03 de noviembre de 2011
Compañera
SHARAN BURROW
Secretaria General CSI

Compañero
VICTOR BAEZ
Secretario General CSA

Compañero
GEORGE MAVRIKOS
Secretario General FSM

Señor
JULIO ROBERTO GOMEZ
Secretario General
CGT-Colombia           

Asunto: respuesta carta “Basta ya de agresiones contra la CGT”, firmada por Julio Roberto Gómez

En Colombia existen tres centrales obreras y la Confederación de Pensionados de Colombia, las cuales hacen uso de la autonomía dentro y fuera de sus estructuras gubernativas, también cada una comporta una ideología y concepción del gobierno de turno y su modelo de desarrollo; la gran diferencia entre nosotros como CUT y la Confederación General del Trabajo CGT Fundamentalmente radica en el tipo de sindicalismo que desarrolla cada una, la CUT desde su fundación tiene como principio la independencia del sindicalismo y la clase obrera, por lo cual nos genera una contradicción con el tipo de sindicalismo que comparte o hace parte del programa político de los gobiernos de la burguesía que imponen un modelo que en nada beneficia al pueblo, caso explicito como lo hizo la CGT que está comprometida con el gobierno del Doctor Juan Manuel Santos y su prosperidad democrática.

Es inocultable la posición por la CGT y su presidente Julio Roberto Gómez Esguerra en las últimas conferencias de OIT para sacar a Colombia de la lista de países violadores de Derechos Humanos, cosa que ha hecho en continuo con los empleadores y el gobierno al cual defendió, con su lema que Colombia es caso en progreso. Es lamentable que esta Central, la CGT se preste para romper procesos de lucha que realizan los trabajadores y sectores sociales de la población.

A través de diferentes documentos y  manifestaciones públicas y privadas en escenarios de diferente índole, la CGT, en especial el Presidente, señor JULIO ROBERTO GOMEZ, han venido tratando de convencer, infructuosamente creemos, a la opinión nacional e internacional  de ser víctima de una campaña de agresiones por parte de la CUT. Lo grave es que ante el hecho de que dicha acusación no haya sido merecedora de la más mínima credibilidad, estén recurriendo al peor de los macartismos, solo comparable con la más aciaga época de la violencia colombiana, en donde cualquier asomo de descontento frente al establecimiento o estado de cosas en la nación era excusa para ser acusado de comunista, ateo y como consecuencia proscrito, desterrado o asesinado. Ejemplo de ello fue la acusación lanzada por JULIO ROBERTO en el último Ejecutivo de la Central Sindical de América, CSA, contra la CUT, en Rio de Janeiro, sobre las mismas supuestas agresiones insinuando que ello lo ponía  contra la pared frente a las FARC, para dejar un manto de duda sobre relaciones de nuestra central con esa organización. Asunto que en nuestra declaración de principios y en el accionar hemos reafirmado, al señalar el rechazo a la violencia como forma de dirimir las contradicciones políticas e ideológicas. No sirvió la soledad en que quedó en la CSA y ahora vuelven a señalar abiertamente que nuestras contradicciones están ligadas a que no comparten “abrazar la combinación de todas las formas de lucha para generar los escenarios adecuados para tomarse el poder”, dejando entrever que esta es una táctica de la CUT y así insinuar perversamente, como lo hace el gobierno,  que nuestra central está ligada a la lucha armada en Colombia. Temeraria afirmación que sí coloca en evidente peligro a toda nuestra membrecía, que de paso ha sido la más victimizada del movimiento sindical.

Intenta ocultar la CGT que nuestra contradicción principal es la forma de relacionarse con el gobierno del presidente Santos, que los ha llevado desde apoyar en su campaña electoral hasta respaldar su gobierno neoliberal; modificar la posición de esa central frente a los TLC, considerar que el país está en progreso en materia de libertad sindical y derechos humanos; prestarse en la OIT con este argumento para que Colombia fuera sacada de la lista de países que violan los derechos de los trabajadores; firmar en medio del rechazo del sindicalismo y los pensionados la actualización del engañoso Acuerdo Tripartito, en la vía de lograr la ratificación del TLC. Burla además reconocida por esa central en carta al gobierno de fecha 11 de octubre pasado, de contenido bastante incestuoso. Eso es lo que nos diferencia de la CGT, nuestra independencia frente al gobierno; nuestra composición plural, quizá como la más, que nos hace de las centrales más democráticas, lejos del unicato que nos endilgan y que campea en esa organización  con nombre propio.

Actuamos en la CUT en consonancia con nuestra posición de defensa de los derechos de los trabajadores, no apoyamos la intermediación laboral del contrato sindical, ni otras formas de tercerización como ocurre con las  filiales de la CGT en las plantaciones de banano, azúcar, palma de aceite, flores y la salud. El mejor ejemplo de su colaboracionismo con el gobierno es su actuación en Pacific Rubiales Energy, al ponerse al servicio de un sindicato paralelo y dividir a los trabajadores en un conflicto que organizó y atiende la Unión Sindical Obrera, USO. No pueden llamar a esa actuación, defensa del derecho de asociación, pues ya Pacific Rubiales Energy había amenazado con montar su propio sindicato y ustedes le facilitan a la multinacional burlarse de más de 8000 trabajadores de contratistas afiliados a la USO y a la CUT. Algo similar hicieron con Sintradrummond en el departamento de Cesar para romper la batalla que libraba nuestro sindicato Sintraminergética.

Nuestras batallas han sido respaldadas públicamente por los presidentes de la Confederación Sindical Internacional, CSI, y de la CSA en reciente visita a Colombia y por la Federación Sindical Mundial, FSM, quien nos ha mantenido su constante solidaridad. Nos dan la razón en que Colombia no es país en progreso en libertad sindical y de derechos humanos; han saludado nuestra confrontación a las medidas neoliberales del gobierno de Santos y Angelino; nos han alentado a continuar con nuestras tareas de crecimiento y resistencia de los trabajadores tercerizados. Esperamos no los tilden de partidarios de la utilización de todas las formas de lucha.

No renunciaremos a nuestra independencia del imperialismo, el gobierno y los patronos. Confrontaremos la tercerización laboral, el sindicalismo patronal y las agresiones a la soberanía e independencia de la nación. No dejaremos de criticar al sindicalismo que se aparte de estos postulados y apoyaremos como lo hacemos hoy el nuevo levantamiento de los obreros de Pacific Rubiales, en Puerto Gaitán, Meta y el conflicto de los trabajadores del sector de la Palma. 

Nosotros como CUT por definición democrática de nuestro V Congreso tomamos la decisión de afiliarnos a la CSI y por ende a la CSA, dado que encontramos en sus tesis argumentos validos como trabajar por forjar la unidad de la clase obrera a nivel mundial, contribuir con nuestras ideas en un proceso de discusión democrático en lograr una posición clara y contundente contra el modelo de desarrollo en esta sociedad capitalista; pero desafortunadamente acciones y actitudes como la del señor JULIO ROBERTO GÓMEZ quien se encuentra en el Comité Ejecutivo de la CSI, de la CSA y supuestamente seria el representante de los trabajadores en el Consejo de Administración de la OIT nos llevan a una serie de dudas; es por eso que conocido por ustedes el documento firmado por el señor JULIO ROBERTO GOMEZ y esta respuesta nuestra como CUT, esperamos de ustedes una posición clara y concreta, que nos permita aclarar la duda si este tipo de comportamien
to es convalidado por ustedes  o es una posición de la dirigencia de la CGT en cabeza de su Presidente, lo cual rompe las más mínimas relaciones de unidad con nosotros.

Somos totalmente claros y conscientes en el proceso de unidad que estamos trabajando con los compañeros de la CTC y la CPC, lo cual esperamos que con la contribución de la CSI y la CSA se siga fortaleciendo; así como somos respetuosos con los trabajadores y trabajadoras de base afiliados a la CGT, ya que ellos y ellas no son responsables del comportamiento de su dirigencia.

 

 

Atentamente,

TARISCIO MORA GODOY
Presidente                                                           

DOMINGO TOVAR ARRIETA
Secretario General

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here