Inicio Subdirectivas Secretario General de la CSA, Victor Baez visita la CUT.

Secretario General de la CSA, Victor Baez visita la CUT.

261
0

“Los países y los gobiernos deben entender que para que Colombia este en el concierto de las naciones democráticas debe cambiar mucho aquí dentro de  Colombia.”

El secretario general de la CSA, Confederación Sindical de trabajadores de las Américas, Víctor Báez está de visita en Colombia para reunirse con líderes sindicales  de las tres centrales, esta mañana visitó la CUT  y se reunió con el comitè ejecutivo de esta Central. Aprovechamos este espacio para  saber que  piensa  de  Colombia,  los derechos humanos y el sindicalismo.

Qué piensa usted de la situación que vive Colombia, 36 líderes sindicales han sido asesinados este 2010?
El tema de los asesinatos nosotros seguimos reivindicando que la cuestión no es la disminución  de los asesinatos como el gobierno quiere hacer creer sino que una vida ya es lo suficiente.


 

Para nosotros, Colombia es una prioridad y seguirá siendo una prioridad  y va a seguir exigiendo esfuerzos de parte del sindicalismo colombiano y a nivel internacional. Para seguir denunciando esto que está pasando y para buscar salidas, pero la salida la debe buscar el gobierno porque es responsabilidad del gobierno preservar la vida e integridad física de sus ciudadanos y es responsabilidad hacer respetar los derechos humanos de esos ciudadanos.

¿Cuando habla de los estrados internacionales y teniendo en cuenta que la OIT ya ha declarado que Colombia no es un país que afecta de manera directa los derechos humanos de los sindicatos, que se está haciendo desde la CSA?  

Esta decisión fue tomada en la OIT precisamente por presión de los empleadores,  y esto puede cambiar en la próxima reunión, el año siguiente. El movimiento sindical del mundo debe prepararse ya porque la pelea va a ser dura dentro de la OIT y en todos los foros internacionales.

Evidentemente el gobierno usa ese tipo de certificados para hacer que algunos sectores vengan a firmar contratos o tratados de libre comercio, a lo que nos oponemos, aquí se trata de un proyecto de  desarrollo,  los países como Colombia, los países  de  América Latina también tenemos derecho a desarrollarnos, también tenemos derecho a comprar no solo lo que nos venden y no solamente a aceptar la inversión extranjera sin condiciones, queremos inversión extranjera pero una inversión que respete los derechos y las leyes nacionales, nosotros queremos comercio pero comercio  justo, no que nos impongan comercio conveniente a los capitalistas de los países desarrollados, nosotros queremos que nos paguen precios justos por nuestros productos pero también queremos que ese comercio que se produce no sea en base al sacrificio de derechos humanos de  los trabajadores. 

El mercado mundial es como cualquier otro mercado, la gente va a comprar lo que es más barato pero no pregunta cómo se produjo eso, nosotros queremos que se tenga en cuanta como se produjo eso, como trabajaron  los compañeros para producir ese artículo, si tuvieron libertad de organización,  si tuvieron contratación colectiva etc. Porque comercio e industria- comercio e inversión dicen los capitalistas que no está ligado a los derechos humanos pero esas son actividades de seres humanos necesariamente deben  estar ligados a los derechos humano.  

¿Cómo  ve  a  Colombia desde los derechos humanos?  
Colombia es uno de los países que más preocupa a los trabajadores del mundo  por el tema de los asesinatos y que no hay libertad sindical en el sentido de que son  liquidados los sindicatos también. Colombia va a seguir estando como prioridad en el escenario sindical internacional y en  todos los espacios. 

Los países y los gobiernos deben entender que para que Colombia este en el concierto de las naciones  democráticas debe cambiar mucho aquí dentro de  Colombia. 

¿Casos  graves de violación antisindical en  América Latina? 
Hasta ahora, Colombia  es  la tristemente campeona seguida por Guatemala, son dos países  que están en la mira del movimiento sindical internacional. 

¿Qué es lo más difícil en el mundo sindical? 
 La lucha por un empleo digno para cada ciudadano en cada país y esto solo se puede conseguir con políticas públicas buenas y claras. 

¿Cómo ve el sindicalismo colombiano? 
Yo lo veo que debe avanzar de ese nivel de organización de solo el cuatro por ciento de los trabajadores, pero también lo veo con mucho admiración porque a pesar de todas las matanzas y persecuciones antisindicales, yo veo en el sindicalismo colombiano a dirigentes que no  tienen nada que envidiar a dirigentes de otros países, la dirigencia sindical colombiana está entre las mejores de América latina. 

¿Qué cree usted, le pasó al sindicalismo colombiano en la OIT?
En la OIT, un plan bien armado para tratar de blanquear al gobierno colombiano y a las prácticas del gobierno  en cuanto a derechos humanos se refiere, con el objetivo de dar lugar a las inversiones y  a los tratados de libre inversión y de libre comercio y colocar a Colombia como puntal del neoliberalismo en las Américas. Hubo una resistencia patronal muy fuerte prácticamente un veto a que Colombia formara parte de la lista.

¿Considera usted que Colombia es un caso en progreso como se manifestó en la OIT?
Yo no considero eso, la situación colombiana es muy seria, muy grave,  el tema no es la reducción de número de asesinatos, este año hay mas asesinatos,  no puedo considerar por razones numéricas y de lógicas que el caso colombiano sea un caso en progreso, el caso colombiano sigue siendo un caso muy grave que debe ser resuelto y la solución es que no haya más,  un solo  asesinato de sindicalistas ,  la solución es que no haya más  muerte de sindicato , ningún aborto de sindicato en Colombia porque se siguen abortando los intentos de los trabajadores de organizarse en sindicatos en este país.  

¿Cómo se inicio usted en el movimiento sindical?  Yo fui sindicalista bancario me inicio en el año 1975 en  Asunción Paraguay, secretario general de la Federación de Trabajadores Bancarios de Paraguay, presidente de la CUT en ese momento y pase al terreno internacional y ahora soy secretario general de la CSA. Es una satisfacción, un honor para mí comenzar como trabajador de base en una organización sindical y esto no hay que olvidarlo, no hay que olvidar los orígenes  de uno, yo soy de origen proletario y voy a morir proletario. 

En mi trabajo desde la CSA trato de alentar procesos de unidad del movimiento sindical porque el movimiento sindical  en muchos países de América está muy atomizado y se ha iniciado un  proceso de auto reforma que lleve a que seamos más trabajadores organizados en menos  organizaciones sindicales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here