Inicio Subdirectivas TLC: Un año de desolación y resistencia

TLC: Un año de desolación y resistencia

303
0

{image}http://eldia.com.co/images/stories/150513/003.jpg{/image}El pasado 15 de mayo del 2012 entró en vigencia del Tratado de Libre Comercio entre Colombia y Estados Unidos, desafortunadamente para el país  el balance es muy negativo , tal como lo pronosticaron las organizaciones sociales y sindicales a Colombia el TLC la empobreció.

El libre comercio que se instauro en Colombia no solamente ha acabado con la poca industria estatal que tenía el país, sino que también ha generado que se convierta en la cantera de donde se extraen las materias primas como oro, plata, níquel y coltan, lo que ha profundizado la degradación ambiental pero también el desplazamiento de decenas de comunidades, acompañado de la poca o nula contratación digna en estos megaproyectos minero-energéticos.

Las cifras oficiales lo demuestran, el crecimiento de las importaciones es del 20% mientras que el de las exportaciones es del 3.0%, lo que demuestra que la forma más adecuada que tuvo Estados Unidos para prevenir su crisis fue implantar acuerdos desiguales que les permitiera exportar todas los productos manufacturados en ese país con costos muy altos y reducir sus importaciones.

Los sectores más afectados son los productos agrícolas, los insumos y maquinaria para este sector se han convertido en los productos más afectados pues actualmente llegan a la mitad de precio de otros países  lo que genera que los pequeños productores estén a punto de declararse en quiebra. Este era el objetivo de Estados Unidos, disminuir las importaciones provenientes de Sudamérica quebrando la economía latinoamericana como región de influencia e imponer el sello norteamericano a todos los productos.

El acuerdo entre Obama- Santos donde se reconocen los derechos laborales de los trabajadores ha sido simplemente letra muerta pues actualmente no se cumplen con las garantías básicas que necesitan los colombianos para acceder a empleos dignos, por el contrario se han fortalecido leyes y decretos regresivos como la ley del primer empleo y la reforma tributaria.

Algunas voces siguen insistiendo en que se debe renegociar los tratados de libre comercio y específicamente se esta solicitando al gobierno nacional que suspenda temporalmente el TLC con Estados Unidos debido a que “los norteamericanos han incumplido el acuerdo pues han subsidiado a varios sectores de la economía para que puedan realizar mayores exportaciones lo que demuestra que existe una competencia desleal en este acuerdo”, explicó Enrique Daza, directivo de Recalca.

Ante esta situación los colombianos no han sido unos observadores imparciales pues la adecuación del país al TLC llevó a las últimas movilizaciones y protestas por parte de los agricultores de papa, cacao, arroz y por supuesto la de los caficultores. Lo que ha empezado a hacer tambalear al gobierno nacional a quien no le ha alcanzado las manos para detener la indignación que genera la pérdida de soberanía y la masificación de la pobreza.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here