Inicio Actualidad Discurso del presidente de la CUT -Luis Alejandro Pedraza- en la conmemoración...

Discurso del presidente de la CUT -Luis Alejandro Pedraza- en la conmemoración de los 30 años

293
0

30° ANIVERSARIO DE LA CENTRAL UNITARIA 

DE TRABAJADORES – CUT,

Intervención de Luis Alejandro Pedraza Becerra, Presidente Nacional

23 de Noviembre de 2016

La Junta Directiva Nacional, el Comité Ejecutivo Nacional, las Subdirectivas regionales de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia, saludamos en el día de hoy al pueblo colombiano y a la clase trabajadora internacional, al igual que a todos y todas las asistentes a este acto conmemorativo de los 30 años de existencia y de historia de nuestra Central, la CUT. 

Saludamos la presencia de nuestras colegas centrales sindicales CTC y CGT, como también nos honra la presencia institucional de la Confederación Sindical Internacional y la Confederación Sindical de las Américas, en delegación del Secretario de CSA Víctor Báez, así mismo, nos complace la presencia de la Federación Sindical Mundial con su delegación, saludamos la presencia de las Federaciones Sindicales Internacionales que integran el Capítulo Colombia; Internacional de la Educación; Unión Internacional de la Alimentación, la Agricultura, Hotelera y el Turismo – UITA; IndusriAll; Internacional de Servicios Públicos; Internacional del Transporte; UNI Sindicato Global e Internacional de la Construcción y la Madera.

Solemne compromiso histórico por la unidad de los trabajadores:

DECLARAMOS:

Ante el país, los trabajadores colombianos, el movimiento sindical, el movimiento cívico, campesino e indígena y en general ante las fuerzas económicas, sociales y políticas de Colombia:

1.- Que hemos adquirido solemne compromiso histórico de trabajar con todas nuestras fuerzas organizativas, morales e intelectuales, en el noble propósito de constituir una CENTRAL SINDICAL UNITARIA CLASISTA, DEMOCRÁTICA Y PROGRESISTA, que acoja en su seno a todos los trabajadores sin distinción de raza, sexo, credo religioso y militancia política; que tenga como tarea primordial defender incondicionalmente las conquistas y los derechos actuales de los trabajadores y luchar por el mejoramiento de las condiciones de vida y de trabajo de sus afiliados y de todo el pueblo en general; así como también, defender la soberanía nacional.

2.- Conscientes de este compromiso hemos conformado en el día de hoy el COMANDO NACIONAL PROCENTRAL UNITARIA integrado por los compañeros:  JORGE CARRILLO ROJAS, HERNANDO RODRIGUEZ, GUSTAVO OSORIO, LUIS A. PEDRAZA, ABEL RODRIGUEZ, ORLANDO OBREGON, ISAIAS TRISTANCHO, HUGO BECERRA, ANIVAL PALACIO, ESAU MORENO, HECTOR JOSE LOPEZ,  JORGE OLARTE, ANGELINO GARZON, PEDRO RUBIO, JOSE ARNULFO BAYONA, JORGE ATEHORTUA, PEDRO JULIO CARO, HECTOR MOLINA, EFRAIN GOMEZ, MARIO TRUJILLO, BENINGNO RINCON y HERNANDO VELASQUEZ.

3.- Este comando, atendiendo la voluntad de los trabajadores, acuerda realizar el Congreso Constitutivo de la Central Unitaria, que agrupará a la totalidad de los trabajadores organizados inicialmente, en la ciudad de Bogotá durante los días 15, 16 y 17 de Noviembre del presente año.

4.- La Central que constituiremos será un instrumento de movilización de los trabajadores por la defensa de sus intereses y reivindicaciones.  Por lo tanto convocamos a la realización de una gran marcha nacional sobre Bogotá, el próximo 26 de Septiembre, por la defensa de las prestaciones sociales de los trabajadores, de la soberanía nacional y contra las imposiciones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

5.- Hacemos un llamado a los trabajadores, al movimiento sindical campesino, indígena, a la juventud, a las mujeres y en general a las fuerzas populares de Colombia, que estén preocupados por la alarmante situación de división y dispersión que padece el movimiento sindical, a superar de una vez por todas esta crónica enfermedad, apoyando esta histórica tarea que nos sabrán reconocer las futuras generaciones de mujeres y hombres laboriosos del país y los alertamos frente a todos los intentos que personas enemigas de la unidad pretendan adelantar contra este compromiso histórico que nos hemos impuesto.

Dado en Bogotá, a los dieciocho (18) días del mes de Agosto de Mil Novecientos Ochenta y Seis (1986).

La lectura de este documento histórico refleja claramente la razón de ser que inspiró  la constitución de la Central Unitaria de Trabajadores, en una época de la historia de Colombia signada  por la crueldad y la violencia, que sacudió  las fibras más sensibles de la patria en el Gobierno del Presidente  Belisario Betancourt  y siguió con el mismo rigor luctuoso en el mandato del Presidente Virgilio Barco. Si bien, la CUT nació bajo la luz de la esperanza y el compromiso en la lucha social para el advenimiento de un auténtico Estado Social de Derecho,  la primera respuesta  que tuvo que asumir  y aún no cesa en atender fue y ha sido  contra el crimen selectivo, en oportunidades indiscriminado que a la fecha suman más de 2.700  mártires  entre hombres y mujeres que desde las filas de la CUT ofrendaron su vida y en el día de hoy a los 30 años de nuestra existencia institucional, les recordamos  con veneración y respeto con la cita del poeta Diego Armando Vega, que manifiesta “los héroes ya murieron, en paz están descansando, los que quedamos con vida aún nos estamos desangrando”. Esta frase lapidaria tiene tanto vigor y tanta vigencia  que precisamente en esta semana estamos denunciando y condenando  nuevos asesinatos  de líderes sociales campesinos e indígenas que con sindicalistas  continúan cayendo bajo la horda insaciable y encubierta por la impunidad, el silencio cómplice del Estado, que ha pretendido y aún pretende ocultar su responsabilidad por acción u omisión  en este genocidio sobre lo social y el liderazgo político, que se atreve  a cuestionar las estructuras corruptas, hegemónicas  y saqueadoras de la riqueza y la soberanía nacional.

Es claro,  que los mártires de la CUT que hoy traemos a nuestra memoria con venerable respeto y admiración, nos han dejado como enseñanza y tarea, reconocer y aceptar la rebeldía  como la virtud original del hombre.  Y fue precisamente la rebeldía de los hombres y mujeres que lideraron la constitución de la CUT, conjuntamente  con el cúmulo de organizaciones sindicales que hicieron presencia en su Primer Congreso constitutivo antecedido  por la proclama que se leyó  en la Plaza de Bolívar, luego de una tumultuosa marcha  pocas veces vista en la historia de Colombia y en esa proclama la CUT condena y señala al Fondo Monetario Internacional como instrumento destinado a convertir a la humanidad en permanentes damnificados, sometidos a las limosnas de las grandes potencias y consorcios financieros internacionales, cuestión que hoy se cumple en plenitud. En esa proclama la CUT, lanza por primera vez su grito de batalla y rebeldía anunciando su alianza con la clase obrera internacional, pero más específicamente con la latinoamericana que, entonces, sufría al igual que nosotros la ignominia de gobiernos sumisos a la banca usurera internacional, pero en especial  la CUT , lanzó su grito de batalla y solidaridad  con el pueblo chileno enfrentado en esa época, al engendro monstruoso que significó el régimen criminal y dictatorial de Augusto Pinochet.

También en esa proclama histórica de la Plaza de Bolívar, la CUT planteó por primera vez la unidad de países latinoamericanos para hacer frente al problema de la deuda externa, en lo nacional, planteó la reforma laboral, plasmada en un nuevo estatuto del trabajo, que no obstante ingentes esfuerzos de la misma Central  y de parlamentarios  afines a nuestro ideario aún no ha sido posible frente a los intereses neoliberales de los gobiernos de turno, señaló también la Central  que las causas de la violencia en Colombia de carácter estructural es el atraso económico y social, la dependencia  del sistema financiero internacional, el alto grado de concentración de la propiedad agraria responsable mayor de la historia de la violencia, desde la década de los años 50, con el despojo de campesinos e indígenas que hoy suman como desplazados a los centros urbanos más de 7 millones, fue la CUT la que reclamó en primera instancia lo que hoy se firma en La Habana, como un compromiso de reforma integral agraria, con la presencia y la intervención directa de las organizaciones campesinas e indígenas como  eje de la política central, como espina dorsal del accionar institucional de la CUT, fue declarado el derecho a la vida, pues hace treinta años como ahora, el terrorismo político ha segado la vida de parlamentarios, diputados, concejales, activistas políticos y sociales, por ser leales y luchadores por su ideario político y por la democracia, también han caído jueces, magistrados de las cortes, del Consejo de Estado para vergüenza de esta Nación ante el mundo y qué decir de la caída  por asesinato de periodistas, entre otros, como Guillermo Cano Isaza, candidatos presidenciales como Luis Carlos Galán, Bernardo Jaramillo, Carlos Pizarro, y Jaime Pardo Leal.

En síntesis la primera proclama de la CUT ante el pueblo se constituyó en bitácora para el primero y los sucesivos congresos institucionales y oficiales de la Central, que han priorizado en sus declaraciones políticas, el fervor patriótico por la defensa de la democracia y el tributo a la libertad, asumiendo reiteradamente  el compromiso de continuar en la lucha por el imperio de la justicia,  contra el hambre, miseria, marginalidad, que en connivencia con los gobiernos que controlan el Estado socaban  los cimientos de la democracia.

Pues bien,  hoy 30 años después de nuestro Primer Congreso Constitutivo, desgraciadamente parece que asistiéramos a la noche eterna de los tiempos, donde solo el oscurantismo del mismo modelo económico imperante, nos mantiene en la inconformidad y la protesta y no obstante, la declaración de guerra del sistema contra la existencia del sindicalismo que por la vía de la proliferación del trabajo nada decente, pretenden acabarlo junto  con la negociación colectiva, pero aun esas circunstancias  y grandes dificultades vividas en estos 30 años de historia, mantenemos nuestra voz junto al grito de los desempleados, la angustia de quienes no tienen pan, la desesperación de quienes carecen de abrigo, el rechazo a la sociedad de las gentes frustradas, de los grupos marginados, de una juventud insatisfecha. La CUT, mantiene vigente desde su nacimiento su acervo ideológico por la paz que tanto anhelamos los colombianos y por eso saludamos en el presente los acuerdos definitivos entre Las FARC-EP y el Gobierno Nacional en perspectiva de disolución de esta insurgencia armada, reclamamos el inicio inmediato de los diálogos con el Ejército de Liberación Nacional y la mesa de trabajo con el Ejército Popular de Liberación, para que se imponga la negociación política  como forma de solución definitiva  al conflicto armado que por décadas ha sufrido y soportado Colombia. Pero estamos claros en la CUT, que la paz que tanto anhelamos y que tanto persigue el pueblo colombiano, aun con el acuerdo de las guerrillas, exige la responsabilidad del Estado, para el desmantelamiento de las bandas paramilitares y criminales, para el advenimiento de la paz real, que sólo se implanta  donde haya justicia y solo habrá justicia el día que haya  empleo  para toda persona que esté en capacidad de trabajar. Sólo habrá justicia el día en que la propiedad y las riquezas creadas por nuestro propio esfuerzo sean distribuidas en condiciones tales que a nadie le falte lo necesario para llevar una vida acorde con su propia dignidad. Así lo han reclamado las declaraciones políticas de nuestra central desde su fundación.

El presente y el futuro nos exigen coadyuvar con todas las demás organizaciones sociales y políticas no contaminadas a construir la auténtica democracia colombiana con justicia social y ello implica el deber de nuestra parte de forjarla, no solo con el pensamiento y el planteamiento político-social, sino fundamentalmente  sumando con el pueblo en las calles y en la plaza pública, agitando las fibras más sentidas de la Nación, que le hagan sentir la auténtica y urgente necesidad de cambio a partir  de la rebeldía frente al modelo económico, toda forma de imperialismo y el neocolonialismo que nos proponen y pretenden aplicar desde la multilateralidad de los grandes ricos e imperios capitalistas del mundo.

Finalmente ofrendamos un homenaje de reconocimiento y gratitud, a quienes integraron el Comité Ejecutivo Nacional elegido por primera vez en el Congreso Constitutivo de nuestra Central. A saber:

Jorge Carrillo Rojas + Presidente

Angelino Garzón Secretario General

Orlando Obregón Sabogal Primer Vicepresidente

Abel Rodríguez Céspedes Vicepresidente, responsable del Dpto de educación e Investigación Sindical

Gustavo Osorio Vicepresidente, responsable Dpto Relaciones Públicas

Isaísas Tristancho Vicepresidente, responsable Dpto de Comunicaciones

Hugo Solón Becerra Vicepresidente, responsable Dpto de Relaciones Laborales y Negociación Colectiva

Aníbal Palacio Fiscal

Jaime Aldana + Tesorero

Luis Alejandro Pedraza B. Secretario de Organización

Hernando Rodríguez M. + Secretario de Relaciones Internacionales

Héctor Fajardo Abril Secretario de Información y Prensa

Pedro Julio Caro + Secretario de Trabajadores de la Administración Pública y Servicios Estatales

Miguel Antonio Caro P. Secretario de Educación y Formación Sindical

Aída Avella Esquivel Secretaria de Asuntos de la Mujer y la Niñez

Gerardo González + Secretario de Asuntos Agrarios e Indígenas

Jorge Olarte Secretario de la Industria Metalúrgica y Minera

Horacio Ospina Secretario de Empleo y Solidaridad

Miguel Ángel Castrillón C. Secretario de Salud, Seguridad y Bienestar Social

Juan Gallardo Secretario de Transporte y Comunicaciones

Luis Ernesto Salazar Secretario de la Industria de la Alimentación y las bebidas

Omar Niebles Secretario de Asuntos Marítimos y Portuarios

Mario Trujillo Secretario de la Industria Textil y del Vestido

Jorge Eliécer Mantilla Secretario de Obras Públicas y Construcciones Civiles

Bertina Calderón Arias Secretaria de Asuntos de la Educación, la Juventud, la Cultura y el Deporte

Héctor José López Robledo Secretario de Estudios Económicos, Jurídicos y Políticos

Rodolfo Hernández Pulgar Secretario de la Industria Energética

José Joaquín Saray Secretario del Sector Financiero y el Comercio

Kemel George Secretario de los Sectores Informales de la Economía

Diógenes Lozano + Secretario de Relaciones con el Movimiento Comunal y Cívico.

Así mismo, expresamos el reconocimiento y la gratitud a todas y todos los trabajadores que desde diferentes funciones administrativa y técnicas, han contribuido con su esfuerzo y dedicación, al desarrollo de nuestra Central durante estas tres décadas de existencia. En especial a las compañeras Elizabeth Cruz Quintero y Gladys Rodríguez, quienes de forma abnegada, leal y entusiasta han cumplido 30 años de trabajo y cooperación permanente con la institución y a quienes manifestamos nuestro reconocimiento y gratitud por el invaluable esfuerzo, sacrificio y aporte en la construcción y consolidación de la CUT.

Bienvenidos todos y todas a otros 30 y más años de vida e historia de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here