Inicio Subdirectivas Workers Uniting rechaza asesinatos a sindicalistas colombianos

Workers Uniting rechaza asesinatos a sindicalistas colombianos

256
0

{image}{/image}Lima, feb. 01 (ANDINA). Las organizaciones sindicales la United Steelworkers (USW) y Unite, demandaron hoy, a través de una carta dirigida al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, una investigación a los crímenes de los dirigentes Mauricio Redondo y de Víctor Manuel Hilarion.

La carta hace mención a dos muertes, la de Mauricio Redondo, líder del sindicato de trabajadores del petróleo USO, quien fue asesinado el 17 de enero junto con su esposa, dejando cinco hijos.

Asimismo, pide investigar lo ocurrido con Víctor Manuel Hilarion Palacios, dirigente sindical de la actividad agraria, quien el pasado 9 de enero desapareció cuando se dirigía a un viaje de la actividad agraria en localidades vecinas en Río Nevado.

El cuerpo Víctor Manuel fue encontrado en la ciudad de Villavicencio; los soldados señalaron que fue victima de fuego cruzado, sin embargo, sus familiares y compañeros que vieron el cadáver señalaron que tenía signos visibles de tortura.

Hilarión era un miembro de Sintrapaz, parte de Fensuagro, sindicato colombiano de Trabajadores Agrícolas. En febrero de 2010 el nombre y fotografía de Hilarión eran parte de una lista de 18 activistas sociales acusados de ser «milicianos de las FARC».

Workers Uniting, que representa a 3 millones trabajadores, firmó con Fensuagro un acuerdo de apoyo y colaboración, según informa la Confederación Sindical de los Trabajadores y Trabajadoras de las Américas.

«Es inaceptable que en Colombia los asesinatos no tengan consecuencias para los autores y hacen un llamado a una inmediata investigación de estos brutales crímenes», refiere el organismo.

De igual modo, demandan que se garantice que los responsables sean llevados ante la justicia, y que los miembros de los sindicatos que están en prisión sean liberados.

Por último, la carta señala que más de 25 compañeros sindicalistas colombianos fueron asesinados en 2011, compañeros que sufrieron por defender los derechos sindicales. «Por lo tanto urge en Colombia poner fin a los abusos», agrega.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here