Inicio Subdirectivas Batalla de sindicatos de Univalle por asegurar estabilidad laboral

Batalla de sindicatos de Univalle por asegurar estabilidad laboral

585
0

{image}http://lh5.googleusercontent.com/-wgUigjg8G_4/UdQ6b3nhVmI/AAAAAAAABJA/qXNIc92Ajm8/s595/univalle.jpg{/image}Las irregularidades en la contratación manejadas por la administración de la Universidad del Valle tienen enfrentados a los dos sindicatos al interior de la Alma Mater. Están de acuerdo en mejorar las condiciones laborales, pero no en la manera cómo hacerlo.

Hace más de 12 años, un amplio personal de la Universidad viene siendo contratado en cargos oficiales de manera provisional. Además, vienen siendo evaluados sin que exista una regulación de las normas de carrera administrativa. La rectoría abrió el año pasado una convocatoria para los cerca de 69 cargos, entre oficiales y públicos, a la que se inscribieron cerca de 2.800 personas.

Aquí radica la discrepancia. Sintraunal no está de acuerdo, sus afiliados cerraron varios edificios de la administración para presionar al rector a que no realizará el proceso. Algo muy similar a lo que sucedió en la Universidad Nacional el año pasado.

En cambio, Sintraunicol opina que “la exigencia de Sintraunal es desconocer el tema legal, la meritocracia. Sintraunicol no se ha atravesado a esa posibilidad de los compañeros. Está pidiendo respeto al debido proceso y que se le permita a la gente de manera abierta y limpia participar en esta convocatoria, no al clientelismo. Hemos sido respetuosos de la actividad de Sintraunal, sindicato paralelo que ahora está reivindicando a través de un Comité de Dignidad laboral”, aclaró José Milciades Sánchez Ortiz, Presidente de Sintraunicol, subdirectiva Cali.

En la convención colectiva está determinado que los trabajadores que lleven cierto tiempo en cargos oficiales deben ser nombrados en propiedad, este es el principal argumento de Sintraunal. Solicitan la contratación directa de trabajadores al interior de la Institución, “queremos que se respeten las normas de carrera y la convención colectiva, para que la universidad reconozca el derecho al trabajo digno para unos trabajadores que vienen siendo contratados de forma irregular”, dice Juan Carlos Arango, presidente nacional de Sintraunal. Califica, además, la posición de Sintraunicol como “patronal, a favor de la posición del rector”.

En medio del cálido debate, la modalidad para arreglar el conflicto ha trascendido la lucha obrera. Sintraunal está señalando a Sintraunicol como culpables de no haber podido firmar un acuerdo con el rector. Aunque la disputa se concentra entre el Comité por la Dignidad Laboral y la dirección de Sintraunicol, han agredido la sede central de Sintraunicol y a su presidente.

De hecho, Arango acepta que “el rechazo y el repudio de los trabajadores contratistas, provisionales y de quienes ejercen labores en cargos oficiales, han hecho que algunos de ellos pinten grafitis en la sedes de Sintraunicol y en áreas de la universidad, tildándolos de patronales y de politiqueros. Eso es apenas obvio, pero amenazas hacia dirigentes de esa organización no es cierto”. Sánchez Ortiz llama “a que como obreros nos sentemos a buscar una salida de marco legal.

Creemos que desde el diálogo y la discusión académica se podrán resolver los conflictos”. Pero señala que la problemática de fondo, como lo han publicado en tres comunicados, es que “no hay ninguna salida porque cualquier salida coloca en riesgo la convocatoria”.

Arango dice que desde Sintraunicol “han tenido que asumir que no permitir la pelea de Sintraunal por la contratación de los compañeros ha sido una cosa errada. Nosotros hemos mantenido una posición de no entrar a chocar con estos compañeros; pero esa actitud oportunista y patronal ya no da más”.

Ante el debate, ambos directivos coinciden en que su preocupación en común es el bienestar de los trabajadores. Así mismo, que es el rector quien debe resolver este conflicto y no estando entre las partes. Al fin y al cabo, la administración es la responsable de la contratación, así que esta debería definir formas que garanticen la estabilidad de los trabajadores temporales, a la vez que se realiza la convocatoria. Pero, en ambos casos, sin violar el derecho al trabajo de ningún trabajador.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here