Inicio Subdirectivas Las desventajas laborales asfixian a los trabajadores de Buenaventura

Las desventajas laborales asfixian a los trabajadores de Buenaventura

396
0

{image}http://eldia.co/images/stories/310112/007.jpg{/image}Dos paros de trabajadores del puerto de Buenaventura han dejado en evidencia la crisis financiera y los reclamos de las comunidades ante el desamparo del Gobierno en la principal ruta marítima del Pacífico colombiano.

El primer caso es protagonizado por el personal de  buques de cabotaje y buques de pasajeroscon rutas hacia el sur y norte de Buenaventura, quienes llevaron a cabo un paro para reclamar un subsidio en el costo del Acpm, porque no pueden costear los actuales precios y tampoco pueden volver a subir los pasajes.La movilización unió a marineros, capitanes, armadores, dueños de lanchas y sus familias.

Su trabajo no es sólo necesario sino que se ha vuelto indispensable. Ellos son los encargados de distribuir la comida en la zona, pues las políticas económicas han acabado con la producción de elementos locales;  Carlos Colorado, trabajador local, sostiene que ya ni plátanos pueden conseguirse en las viviendas de la zona, todo debe ser transportado.

El otro caso se conoce a raíz del paro, durante martes y miércoles de la semana anterior, adelantando por lostrabajadores vinculados a las lanchas artesanales en asocio con los braceros; estos últimos se encargan de transportar manualmente la carga en los puertos.

El conflicto los braceros es diferente al anterior, pero ambos están conectados por las condiciones de pobreza y desventaja laboral que enfrentan los habitantes de Buenaventura. La sociedad portuaria, dedicada a importación y exportación, cobra un valor por tonelada a los contenedores ubicados en el terminal marítimo, un valor que ronda los 2.000 pesos mínimo. Esta modalidad está intermediada por contratistas y subcontratistas que se quedan con las ganancias.

En cambio, al bracero se le paga una cantidad mucho menor por hora de trabajo, las cuales sumadas alcanzan las 30 semanales. En consecuencia, el personal de lanchas artesanales y los braceros exigen acabar con las empresas contratistas, que son las que les pagan menos de lo correspondiente, porque están perdiendo beneficios como horas extras y prestaciones, y porque son víctimas de sobreexplotación ya que trasladan hasta 50 contenedores al día recibiendo una paga menor a la merecida.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here